El árbol de Navidad más caro del mundo está en Abu Dhabi

307

De sus festivas ramas no sólo cuelgan las clásicas bolas de navidad, barritas de chocolate y algún que otro muñeco de Papá Noel, sino que las figuras típicas comparten protagonismo con diamantes, collares con incrustaciones de piedras preciosas, anillos de oro de incalculables quilates, pulseras de zafiros.

Y así hasta llegar a 180 piezas de joyería valoradas en nada menos que 11 millones de dólares(algo menos de 10 millones de euros). Es decir, estamos ante el árbol de Navidad más lujoso del mundo, situado en el hall del Emirates Palace de Abu Dhabi, también considerado el hotel más sibarita del país árabe, uno de los principales productos de petróleo del mundo, así como el segundo más caro de la región. En la lista mundial, ocupa el puesto número 26.

Pese a ser un país musulmán, no es el primer año que Abu Dhabi consigue colarse en el Libro Guinness de los Récords con su espectacular pino (artificial, eso sí) de nada menos que 13 metros de altura, sino que encabeza el ránking del más exclusivo del planeta desde 2010, cuando los responsables del hotel quisieron dar un paso más allá. Lo de tener su propio helipuerto, una playa privada artificial construida con arena traída de países como Marruecos y Tailandia y una suite presidencial cuya estancia por una noche supera los 15.000 euros se les quedaba corto. .

Sin embargo, la lista de curiosidades sibaritas del complejo, ubicado a dos pasos de la Corniche (el paseo marítimo de Abu Dhabi) y del Abu Dhabi Mall (uno de los centros comerciales más majestuosos del mundo) no acaba aquí. El Emirates Palace, perteneciente al grupo Kempinski, también cuenta un bar especializado únicamente en caviar y con una máquina dispensadora de oro, a modo de cajero automático, en sus instalaciones.

Por algo, este hotel de cinco estrellas (algunos dicen incluso que debería tener más…) forma parte de la ruta turística que cualquier viajero hace cuando llega al emirato, el mayor de los siete que componen los Emiratos Árabes Unidos y que rivaliza en lujo y excentricidades con su vecino Dubai (apenas se tarda una hora en carretera). Las personalidades internacionales que se han hospedado en este hotel-palacio también es extensa. Desde Bill Clinton al propio rey Juan Carlos.

Fuente

Compartir: