Burak Karan era uno de los futbolistas más prometedores de Alemania, y coincidió con Jedira y Boateng en la sub-16 y sub-17. Este futbolista alemán acabó muriendo como soldado del grupo terrorista ISIS (Daesh, en árabe).

Burak Karan era uno de los futbolistas más prometedores de Alemania, y coincidió con Jedira y Boateng en la sub-16 y sub-17. Este futbolista alemán acabó muriendo como soldado del grupo terrorista ISIS (Daesh, en árabe).

Ahora que se cumplen cinco años del triste final de esta historia, las redes sociales han recordado a Burak Karan, la perla del fútbol alemán que acabó muriendo como soldado del grupo terrorista ISIS (Daesh, en árabe).

Burak Karan nació el 11 de septiembre de 1987 en Wuppertal, una ciudad situada en el noroeste de Alemania, entre Colonia y Dortmund. Y desde muy pequeño destacó sobre el terreno de juego, según el diario español AS.

Se desempeñaba como defensa en las categorías inferiores del Bayer Leverkusen, y su buen hacer le abrió las puertas de la selección alemana sub-16 y sub-17, donde coincidió con Sami Jedira, Kevin-Prince Boateng y Dennis Aogo. Pero todo cambió.

Burak Karan era uno de los futbolistas más prometedores de Alemania, y coincidió con Jedira y Boateng en la sub-16 y sub-17. Este futbolista alemán acabó muriendo como soldado del grupo terrorista ISIS

Jugó con Jedira y Boateng

Aunque su carrera estaba destinada al éxito, y mientras que era internacional en categorías inferiores, fue fichado primero por el Hertha de Berlín, luego por el Hamburgo, y más tarde por el Aachen, tres reconocibles clubs de Alemania.

Con sólo 19 años sufrió una grave lesión de ligamento cruzado que cortó su carrera. Y en ese tiempo llevó su afición por las guerras y sus sentimientos religiosos a una radicalización que le llevó a dejar el fútbol con apenas 20 años.

Empezó por gastar su dinero en enviar medicamentos y comida a Siria, y acabó yendo más allá, como explicó su hermano Mustafá Karan en una entrevista al diario Bild: “Burak me dijo que el dinero y su carrera no eran importantes para él. Se transformó y empezó a mirar videos en Internet sobre zonas en guerra. Le parecía muy injusta la manera en la que moría la gente, así que un día dejó todo y se marchó”.

Burak Karan era uno de los futbolistas más prometedores de Alemania, y coincidió con Jedira y Boateng en la sub-16 y sub-17. Este futbolista alemán acabó muriendo como soldado del grupo terrorista ISIS

Dejó el fútbol para hacer la llamada “Guerra Santa”

Con sólo 20 años Burak Karan pasó de su contrato con el Aachen y se fue, junto a su mujer y sus dos hijos, al norte de África, como recuerda Infobae. Allí formó parte de varios ejércitos extremistas con los que se formó en las armas y la guerra, dentro de grupos radicales islámicos que hacían la llamada “Guerra Santa”.

El que fuera una de las grandes promesas del fútbol alemán acabó siendo investigado por la policía de su país a causa de sus enlaces y vínculos con el grupo terrorista Al Qaeda. Pero fue demasiado tarde para él.

En el año 2013, Burak Karan luchaba en la frontera turca, concretamente en la ciudad de Azaz, contra el ejército fiel a Al-Asad. La aviación bombardeó posiciones del ISIS en la ciudad, y en una de ellas estaba Burak Karan, que encontró la muerte.

 

 

Compartir:

1 Comentario

Camentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here

9 + 1 =