Un nuevo video que parece mostrar a Melania Trump rechazar la mano de Trump se ha vuelto viral.

Un nuevo video que parece mostrar a Melania Trump rechazar la mano de Trump se ha vuelto viral.

Él se esfuerza por llevarla, acompañarla, la toma delicadamente por la espalda, la cintura, intenta de ¿la mano? No. De la mano no, porque su esposa, la primera dama de Estados Unidos, Melania Trump lleva una escondida, y la otra aferrada como una garra a su tapado amarillo. Con la mano, no.

Que Melania haya decidido aparecer llevando su precioso tapado amarillo, colgado de los hombros, no sería casual sino una cuestión estratégica, con la intención de no darle la mano al presidente.

Esto ocurrió el lunes, y la escena fue captada en fotos y videos que dieron que hablar en las redes. Las imágenes fueron grabadas antes de que el presidente y la primera dama subieran a un helicóptero.

El portal Indy 100 ha calificado la grabación como “el vídeo más incómodo” de la pareja.

Según Clarin, fue la primera vez que aparecían juntos después de la presencia de ella en el discurso de él sobre el Estado de la Unión la semana pasada, en medio de fuertes rumores de una crisis de pareja.

Una supuesta infidelidad con una joven y ex modelo funcionaria del área de comunicaciones de la Casa Blanca y el escándalo del también supuesto affaire de Trump con una actriz porno en 2006, fueron suficientes para que Melania enfureciera, se negara a viajar a Davos con su marido, y sin aviso y sola se marchara a su casa en Florida.

Ahora de regreso juntos, fueron presas de las cámaras. Y de nuevo estallaron las teorías sobre si ella le quiso o no dar la mano a él.

“Está muy claro que Melania prefiere llevar su bolso en la mano que está del lado de él”, escribió una usuaria.

“Nunca he visto a una mujer sistemáticamente llevar todos los abrigos de esta manera. ¡Ahora sé por qué! ¡Para que Trump no pueda darle la mano!”, señaló otra usuaria.

No es la primera vez que no le quiso dar la mano. Ya pasó en el pasado, durante una visita a Israel, ante la atenta mirada de la prensa.

Compartir: