El asteroide pasará a las 22:30 GMT de este viernes a una distancia de la Tierra de menos de una quinta parte de la que nos separa de la Luna. 

El asteroide pasará a las 22:30 GMT de este viernes a una distancia de la Tierra de menos de una quinta parte de la que nos separa de la Luna. 

Seg’un La Vanguardia, El asteroide bautizado como 2018 CB se aproximará a la Tierra este viernes 9 de febrero a las 14:30 horas (23:30, hora española). Aunque no es la primera vez que un asteroide se acerca al planeta, en esta ocasión llama la atención que la roca tiene un diámetro entre 15 y 40 metros. “El asteroide es bastante pequeño, pero podría ser de un tamaño superior al que entró en la atmósfera, en el año 2013, sobre el cielo ruso”, explica Paul Chodas, gerente del Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra (CNEOS, por sus siglas en inglés) de la NASA en Pasadena (California), en un comunicado emitido por la agencia espacial.

Su hallazgo ha sido posible gracias al trabajo del programa de investigación llevado a cabo por el Lunar and Planetary Laboratory de la Universidad de Arizona, Catalina Sky Survey (CSS), que ha permitido contemplar el movimiento de asteroides o de otro tipo de objetos próximos a la Tierra cuyas órbitas pueden acercarse a la de la Tierra.

En el momento de máxima aproximación a la Tierra, el asteroide pasará a 64.000 kilómetros, menos de una quinta parte de la distancia de la Tierra a la Luna, que es de alrededor de 384.000 kilómetros. “Los asteroides de este tamaño no suelen acercarse tanto a nuestro planeta, quizá una o dos veces al año”, continúa Chodas en el texto.

Hasta el pasado 4 de febrero, el 2018 CB y el asteroide CC eran desconocidos para los astrónomos que trabajan en el centro que dirige Chodas. De hecho, el asteroide CC pasó el pasado martes 6 de febrero, sobre las 21:00 horas (hora española), a una distancia mayor. Pese a su tamaño –de entre 15 y 30 metros–, los 184.000 kilómetros que le separaban de la Tierra hicieron que fuera casi “imperceptible” para el ojo humano. El equipo de Chodas espera que la roca espacial haga su recorrido sobre el planeta con toda seguridad y sin que suponga ningún peligro para sus habitantes.

El asteroide que se estrelló en sobre el cielo Chelyabinsk (Rusia) y se hundió en el lago Chebarkul provocó una perforación de seis metros de ancho en el hielo de la superficie. Un millar de personas resultaron heridas a causa de la caída de este meteorito de 17 metros y más de 10.000 toneladas, según el Ministerio de Situaciones de Emergencia de Rusia.

Compartir: