Al menos 995 casos de violación a los derechos humanos se registraron en tan solo un mes en Bahréin, desvela el presidente del Centro Bahreiní para los Derechos Humanos (BCHR, por sus siglas en inglés), Baqer Darwish.

Al menos 995 casos de violación de los derechos humanos se registraron en tan solo un mes en Bahréin, desvela el presidente del Centro Bahreiní para los Derechos Humanos (BCHR, por sus siglas en inglés), Baqer Darwish.

Según el informe publicado este sábado en el diario digital Tasnim, citando al funcionario bahreiní, durante el pasado mes de enero las fuerzas de seguridad del reino árabe llevaron a cabo 138 incursiones nocturnas a casas de civiles y realizaron 121 arrestos, incluidos seis niños.

Darwish también ha señalado que 200 ciudadanos fueron encarcelados en este periodo, mientras que 18 casos de tortura y abuso fueron registrados, en los cuales se involucran cuatro mujeres y ocho niños.

Asimismo, ha agregado, 77 ciudadanos bahreiníes han sido sometidos a juicios injustos que son condenados, en un total, a 679 años de cárcel y multas por valor de 268 mil dólares.

El prominente clérigo chií, el sheij Isa Qasem, cuya nacionalidad fue revocada por el régimen de Al Jalifa en junio de 2016 todavía está en arresto domiciliario, aunque su condición médica sigue deteriorándose, ha añadido el máximo responsable del BCHR.

El régimen de Bahréin decidió retirar la nacionalidad al gran líder religioso bajo la excusa de “propagar el extremismo”; casi un año después de detenerlo en su residencia en el pueblo de Diraz, oeste de la ciudad capitalina de Manama.

Bahréin, un aliado cercano de los EE.UU. en el Golfo Pérsico, ha estado escenario de protestas antimonárquicas casi a diario desde principios de 2011, y las fuerzas de seguridad han recurrido a duras medidas para reprimir las manifestaciones pacíficas del pueblo.

Compartir: