El ministro de Relaciones Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, dijo que nada podría detener a los soldados turcos si el ejército sirio decide ayudar a los combatientes kurdos en Afrin.

El ministro de Relaciones Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, dijo que nada podría detener a los soldados turcos si el ejército sirio decide ayudar a los combatientes kurdos en Afrin.

“Desde el comienzo de nuestras campañas, hemos dicho que el objetivo de nuestras operaciones en Afrin, es decir, ‘Rama de Olivo’, así como el de Shield Euphrates, es claro: eliminar a los terroristas en esta región”, dijo Cavusoglu según informó Al Masdar News.

“¿Entrará el régimen [sirio] en esa área o no? La razón detrás de la decisión sería importante, si así lo decidieran. Si el régimen ingresa a la región para limpiar el PKK y el YPG, entonces no hay problemas. Sin embargo, si se trata de defender el YPG, entonces nada ni nadie puede detenernos, ni a los soldados turcos “, agregó Cavusoglu.

Los comentarios de Cavusoglu siguen a un acuerdo entre las fuerzas del gobierno pro sirio y las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo (YPG) para permitir que las fuerzas leales al gobierno sirio entren en la región de Afrin.

Turquía comenzó el pasado 20 de enero una operación militar, contra los grupos terroristas presentes en Siria, en general, bajo el pretexto de que los estadounidenses tratan de entrenar a un nuevo ejército compuesto por 30.000 milicianos kurdos en el país árabe.

El gobierno turco dice que las Unidades de Protección del Pueblo (YPG) es una extensión del proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que ha luchado por la autonomía de los kurdos en el sudeste de Turquía durante tres décadas.

El YPG niega cualquier vínculo organizacional directo con el PKK, una afirmación respaldada por los Estados Unidos, que ha proporcionado armas y apoyo aéreo a la milicia y los combatientes árabes aliados para ayudarlos a combatir contra el grupo terrorista ISIS (Daesh, en árabe) en Siria.

Compartir: