El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irak, Ahmad Mahyub, ha anunciado este jueves que el Gobierno iraquí ha extraditado a Rusia a cuatro mujeres y a más de dos docenas de niños de las familias del grupo terrorista ISIS (Daesh, en árabe).

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irak, Ahmad Mahyub, ha anunciado este jueves que el Gobierno iraquí ha extraditado a Rusia a cuatro mujeres y a más de dos docenas de niños de las familias del grupo terrorista ISIS (Daesh, en árabe).

“Irak entregó a cuatro mujeres y 27 niños, a quienes se les lavó el cerebro para que se unan a ISIS”, ha informado el vocero de la cancillería iraquí.

Mahyub afirma que no había pruebas de que los extraditados hubieran participado en operaciones terroristas contra los civiles o fuerzas de seguridad iraquíes. Estas mujeres y niños “serán enjuiciados en Rusia por entrar ilegalmente a Irak”, ha añadido.

Anteriormente, el diario iraquí Al-Mashriq informó que más de 1500 mujeres y niños de las familias de los miembros de Daesh están actualmente retenidos en el país árabe y que el Gobierno de Bagdad está coordinando con sus respectivos países para decidir su destino.

Al-Mashriq anunció además que el Gobierno está coordinando con los países a los que pertenecen los detenidos y que  serán entregados a sus respectivos gobiernos una vez que se descubra que no cometieron actos criminales ni participaron en asesinatos y atentados con bombas en Irak.

En los últimos años ISIS ha reclutado a niños y mujeres extranjeros para que se unan al grupo terrorista en los territorios que tenía bajo su control en Irak y les enseñan su ideología extremista.

El primer llamado de ISIS a las mujeres para participar en las batallas tuvo lugar en el mes de octubre de 2017, cuando ya este grupo estaba perdiendo grandes zonas que anteriormente tenía bajo su control.

El ISIS reclutó a cientos de mujeres, algunas de las cuales se convirtieron en terroristas suicidas que atacaron a las tropas de seguridad, especialmente durante la batalla para liberar la ciudad de Mosul, capital de la provincia de Nínive, en norte de Irak, aunque nunca antes habían participado en batallas.

Compartir: