Estados Unidos abrirá su embajada en Jerusalén (Al-Quds) en mayo del 2018 para que coincida con el 70 aniversario de la fundación del Israel. Una mudanza desde Tel Aviv que trastoca décadas de política diplomática estadounidense en el país.

Estados Unidos abrirá su embajada en Jerusalén (Al-Quds) en mayo del 2018 para que coincida con el 70 aniversario de la fundación del Israel. Una mudanza desde Tel Aviv que trastoca décadas de política diplomática estadounidense en el país.

El secretario de Estado, Rex Tillerson, aprobó las medidas de seguridad el jueves y el gobierno le participará oficialmente al Congreso el viernes, dijeron los funcionarios que pidieron no ser identificados.

Israel declaró su independencia el 14 de mayo de 1948. La inauguración coincidirá con el 70 aniversario de la fundación de Israel, según Reuters. Por su parte, el ministro de Inteligencia israelí, Israel Katz, felicitó a Trump a través de Twitter por esta decisión, agradeciéndole la coincidencia con la efeméride: “¡No hay mayor regalo que este! El movimiento más justo y correcto. ¡Gracias, amigo!”, escribió.

La fecha anunciada implica una considerable aceleración de los planes. Anteriormente el vicepresidente Mike Pence había dicho que la inauguración tendría lugar a fines del 2019, y Tillerson opinó que ello tardaría años.

Inicialmente la embajada no será más que unas cuantas oficinas en un edificio ya administrado por Estados Unidos en Jerusalén.

La segunda fase del plan incluye encontrar una localización segura para construir una nueva embajada, según otra fuente oficial. El consulado de Jerusalén oriental seguirá prestando servicio a los ciudadanos palestinos y, por razones de seguridad, el embajador norteamericano, David Friedman, continuará viviendo en su residencia del norte de Tel Aviv, desplazándose cada día a la nueva localización de la embajada.

Compartir: