Estados Unidos ha advertido al Gobierno de Irak, así como a otros países, de las consecuencias de ampliar las cooperaciones militares con Rusia y comprarle armamentos avanzados, particularmente, los sistemas de misiles antiaéreos de largo alcance S-400.

Estados Unidos ha advertido al Gobierno de Irak, así como a otros países, de las consecuencias de ampliar las cooperaciones militares con Rusia y comprarle armamentos avanzados, particularmente, los sistemas de misiles antiaéreos de largo alcance S-400.

“Estados Unidos aplicará a varios países, incluido Irak, el contenido de la Ley para Contrarrestar a los Adversarios de EE.UU. mediante Sanciones (CAATSA, por sus siglas en inglés) y las repercusiones de concluir un contrato de defensa con Rusia”, anunció el jueves la portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Heather Nauert, según HispanTV, citado por el portal web IUVMPRESS.

La funcionaria estadounidense realizó estas declaraciones al ser preguntada sobre la posible compra de los sistemas de defensa S-400 Triumf rusos por parte del Gobierno de Bagdad. “No sé si se ha suscrito un contrato entre Rusia e Irak sobre el sistema S-400”, manifestó.

En agosto de 2017, el presidente de EEUU, Donald Trump, firmó la llamada ley CAATSA, que prevé restricciones unilaterales contra Rusia por su supuesta injerencia en las elecciones estadounidenses de 2016.

Nauert, además, informó de que las embajadas de EE.UU. en todos los países del mundo han recibido la instrucción de pedir diariamente al país anfitrión renunciar a la cooperación con Rusia.

Estas declaraciones se produjeron casi dos semanas después de que el embajador de Rusia en Irak, Maxim Maximov, anunciara que su país pretende equipar a las fuerzas iraquíes con armamentos pesados y está dispuesto a brindarle sistemas de misiles antiaéreos S-400 Triumf.

Desde el auge en Irak del grupo terrorista ISIS (Daesh, en árabe) en junio de 2014, Rusia se ha ofrecido a equipar a las Fuerzas Armadas iraquíes en su lucha contra la banda ultrarradical y ha enviado al país árabe aviones de guerra, helicópteros de combate, entre otros armamentos pesados.

Compartir: