Expertos israelíes barajan escenarios, por los que el primer ministro de Israel,Benjamin Netanyahu, podría decidirse a optar, que oscilan desde permanecer en su puesto hasta que el veredicto, hasta cambiar el orden del día para aventurarse en un conflicto armado.

Expertos israelíes barajan escenarios, por los que el primer ministro de Israel,Benjamin Netanyahu, podría decidirse a optar, que oscilan desde permanecer en su puesto hasta que el veredicto, hasta cambiar el orden del día para aventurarse en un conflicto armado.

Hace una semana, la Policía de Israel aseguraba, en un informe, que “se habían obtenido suficientes pruebas para demostrar que Benjamin Netanyahu estaba involucrado en delitos de corrupción”. Esta semana, la misma Policía daba a conocer que investigaba a Netanyahu en dos casos nuevos, acusándolo de dar trato privilegiado en uno y de sobornar en otro.

Frente a esta situación, expertos israelíes barajan cinco escenarios por los que Netanyahu podría decidirse a optar. Escenarios que oscilan desde permanecer en su puesto hasta que se dé a conocer el veredicto, pasando por elecciones anticipadas, formar otra coalición bajo el liderazgo del Likud, dimitir, la caída de su gobierno tras la retirada de sus socios, hasta llegar a la extremidad de cambiar el orden del día aventurándose en un conflicto armado.

“Todas las opciones a las que Netanyahu puede optar o ser forzado están sobre la mesa. No obstante, la cuerda en su cuello se estrecha cada vez más”, dijo el escritor e investigador israelí, Antoine Shalhat, en declaraciones a la Agencia Anadolu, según el portal web AA.

Primer escenario:

Se habla de que Netanyahu podría intentar exculparse, saliendo victorioso de unas elecciones anticipadas.

Según el periódico israelí Yedioth Ahronoth, en las encuestas hechas en internet el partido Likud de Netanyahu podría conseguir cuatro escaños más de los actuales 30 que tiene en el parlamento (Knesset) de 120 escaños.

Por otra parte, la directiva del secretario general del Partido Unión Sionista, de la oposición y segundo más grande en el Knesset, Avi Gabbay, dijo a sus diputados que se “preparasen para unas elecciones cercanas”, alegando que “la era de Netanyahu había terminado”. Esto se muestra entre las señales que apuntan a unas elecciones anticipadas.

Segundo escenario:

El primer ministro tiene el derecho a permanecer en su puesto hasta que el jurado dé el veredicto en su contra. Sin embargo, la oposición alega que este debería abandonar su puesto tras redactarse el auto con las acusaciones del fiscal.

Tercer escenario:

Una nueva coalición bajo el liderazgo del Likud y sin alterar la distribución actual de los demás socios tras la dimisión o excedencia de Netanyahu. En este caso, un nuevo primer ministro sería elegido sin necesidad de celebrar elecciones.

En este sentido, el diputado del Likud, Oren Hazan, sostuvo, durante unas declaraciones para Radio Israel, que Netanyahu “podría pedir una excedencia”, dándose continuidad a la actual coalición bajo el liderazgo del Likud.

Cuarto escenario:

Se comenta que el primer ministro podría aventurarse en un nuevo conflicto armado contra la Franja de Gaza o Líbano con el fin de cambiar el orden del día. No obstante, Shalhat opina que en tal caso, la opinión publica dudaría sobre los motivos reales de semejante decisión cuestionándola.

Quinto escenario:

La disolución del gobierno de coalición tras la retirada de uno o más socios. “Los socios de coalición ya no pueden seguir permaneciendo en silencio ante la información que se revela de las investigaciones por corrupción”, asegura Shalhat, indicando que ésta también es otra señal que apunta a una disolución del gobierno de coalición y a elecciones anticipadas.

Compartir: