El viaje de ex primer ministro afgano, Gulbuddin Hekmatyar, a Arabia Saudí por la invitación oficial del príncipe Mohammed bin Salman, y después su viaje a Turquía, muestran signos de una planificación extensa para crear inseguridad en el Oriente Medio.

El viaje de ex primer ministro afgano, Gulbuddin Hekmatyar, a Arabia Saudí por la invitación oficial del príncipe Mohammed bin Salman, y después su viaje a Turquía, muestran signos de una planificación extensa para crear inseguridad en el Oriente Medio.      

Según el portal web IUVMPRESS, citando a fuentes bien informadas, Gulbuddin Hekmatyar en su visita a Turquía y Arabia Saudí ha hecho todo lo posible para transferir a los terroristas del Frente Al-Nusra (actualmente denominado Frente Fath Al-Sham) y el grupo Jaish al-Adl a Afganistán.

También se dice que en su visita, Hekmatyar celebró varias reuniones para reunirse con los líderes de estos grupos terroristas y prometió que dirigirá sus fuerzas de comando hacia Afganistán. La transferencia de estas fuerzas de comando se llevó a cabo en dos fases: en la primera fase, los comandantes de los dos grupos fueron transferidos a Afganistán a través de aviones estadounidenses, mientras que en la segunda fase sus tropas fueron transferidas a Afganistán desde los territorios de Tayikistán y Pakistán.

Parece que elviaje de ex primer ministro afgano, Gulbuddin Hekmatyar, a Arabia Saudí por la invitación oficial del príncipe Mohammed bin Salman, y después su viaje a Turquía, muestran signos de una planificación extensa para crear inseguridad en el Oriente Medio.

Debe señalarse que ha habido suficiente evidencia sobre los acuerdos entre Hekmatyar y el grupo terrorista ISIS (Daesh, en árabe). Hace unos días, un terrorista suicida arrestado por la policía afgana dijo que pertenecía al grupo Hezb-e Islami de Afganistán, que había sido encarcelado anteriormente en la prisión de Pul-e-Charkhi, cerca de Kabul.

Compartir:

Camentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here

61 − 58 =