La policía de Israel tiene previsto someter a Benyamin Netanyahu, el primer ministro israelí, quien enfrentará su octavo interrogatorio por los casos de corrupción, tras ser acusado de recibir sobornos y beneficios por negocios ilícitos.

La policía de Israel tiene previsto someter a Benyamin Netanyahu, el primer ministro israelí, quien enfrentará su octavo interrogatorio por los casos de corrupción, tras ser acusado de recibir sobornos y beneficios por negocios ilícitos.

La policía de Israel ha solicitado a Netanyahu presentarse ante las autoridades para responder algunas preguntas antes de que viaje a Estados Unidos para reunirse con el presidente norteamericano, Donald Trump.

Según Hispan TV, este nuevo interrogatorio, de llevarse a cabo, sería el octavo, desde 2017, al que se sometería Netanyahu, quien está siendo investigado por diferentes delitos relacionados con “sobornos, fraudes y abusos de confianza”.

De acuerdo con la información divulgada este domingo por varios medios locales, el interrogatorio girará en torno al llamado Caso 3000, que trata de la polémica compra de unos submarinos a Alemania, aunque en este asunto existen pocas probabilidades de que Netanyahu esté implicado de forma directa.

El premier israelí, asimismo, tendrá que responder ante la policía sobre el denominado Caso 4000, una nueva trama de corrupción que involucra a Netanyahu y a dos de sus asociados más cercanos por el pago de sobornos a la compañía telefónica Bezeq, agregan los informes.

Conforme indica la radio estatal Kan, el propio Netanyahu busca postergar la fecha del interrogatorio para después de su viaje a Washington, a donde viajará esta semana para asistir a la conferencia del lobby proisraelí de EE.UU., el Comité de Asuntos Públicos Estados Unidos-Israel (AIPAC, por sus siglas en inglés).

Netanyahu está siendo investigado por supuestos sobornos, fraudes y abusos de confianza en dos casos más, conocidos como Caso 1000 y Caso 2000.

En el primero, el premier israelí es sospechoso de aceptar regalos para él y su familia, por miles de euros, del productor israelí de cine de Hollywood Arnon Miljan, a cambio de favores.

El Caso 2000 investiga un supuesto pacto entre Netanyahu y el editor del diario Yedioth Aharonoth, Arnon Mozes, por el que el primer ministro habría tratado de conseguir una cobertura favorable a cambio de debilitar al diario rival, Israel Hayom.

Compartir: