Observadores han avistado un buque de carga ruso que transportaba equipos militares y armas originarios de Rusia atravesando el estrecho del Bósforo con destino Siria, país al que desde hace más de dos años Moscú asiste en su lucha contra los grupos armados y terroristas.

Observadores han avistado un buque de carga ruso que transportaba equipos militares y armas originarios de Rusia atravesando el estrecho del Bósforo con destino Siria, país al que desde hace más de dos años Moscú asiste en su lucha contra los grupos armados y terroristas.

Observadores del tránsito de buques en el estrecho del Bósforo, cerca de la ciudad turca de Estambul (noroeste de Turquía), avistaron la noche del lunes al buque de carga Ro-Ro Varyag — con número de registro 8019887— atravesando dicho estrecho, dirigiéndose así desde el mar Negro hacia el mar Mediterráneo.

Al revisar los datos de viaje de dicho buque ruso, registrados en sistemas de localización y registros de navíos, se aprecia que el Ro-Ro Varyag —que, interesadamente, viaja bajo la bandera de Panamá— partió el sábado desde el puerto ruso de Novorossiysk, en el mar Negro, rumbo a “un puerto en el Mediterráneo Oriental”, refiriéndose, casi seguramente, a un puerto en Siria.

Los observadores que avistaron al mencionado buque aseguraron que va cargado, en gran parte, de vehículos militares —posiblemente vehículos de transporte militar y varios tipos de tanques—, además de armas y otros tipos de equipamientos militares.

La página web Al-Masdar News asegura que este buque, que en anteriores ocasiones también ha llevado equipos militares y armas originarios de Rusia a Siria, se dirige en esta ocasión hacia la base naval rusa en Tartus, en el oeste del país árabe.

El 30 de septiembre de 2015, Rusia empezó, a petición del Gobierno sirio, una campaña de bombardeos aéreos contra las posiciones del grupo terrorista ISIS (Daesh, en árabe) y otros grupos takfiríes, para detener sus avances.

Hasta la fecha, las operaciones rusas en Siria han tenido mejores resultados que los ataques aéreos de la llamada coalición anti-ISIS, liderada por EE.UU., que, de acuerdo con varios informes, han dejado un gran número de víctimas civiles, entre muertos y heridos.

Compartir: