El dirigente independentista catalán Carles Puigdemont aseguró que no desfallecerá desde su prisión en Alemania.

El dirigente independentista catalán Carles Puigdemont aseguró que no desfallecerá desde su prisión en Alemania.

Mientras en Cataluña estallaron las protestas callejeras con grupos independentistas que  cortaron varias calles y autopistas en protesta por la detención del ex presidente del Gobierno regional, que según sus abogados se considera un “preso político”.

Según Deutsche Welle, el expresidente catalán fue detenido el domingo pasado tras cruzar en coche la frontera norte de Alemania cuando regresaba de Finlandia a su exilio en Bélgica. El Tribunal Supremo español había activado el viernes una orden europea de detención contra él.

El caso del político soberanista ha quedado ahora en manos de la fiscalía general de Schleswig, que remitirá su postura al Tribunal Superior regional de esa ciudad del norte alemán.

Por su parte, el Gobierno español insistió en que la situación judicial es “clara”. “Alemania castiga la rebelión, la alta traición, con entre diez años y la prisión de por vida. No se trata de una cuestión española. Saltarse los cimientos de un Estado miembro también es delito en Alemania”, sostuvo el portavoz Íñigo Méndez de Vigo.

El ministro aludió al Comité de Derechos Humanos de la ONU, que admitió a trámite una queja de Puigdemont de que España viola sus derechos políticos y civiles. “Ese comité no es un órgano jurisdiccional, y lo que hará será mandar una comunicación a España para que esta dé cuenta de la situación del señor Puigdemont, y es lo que haremos”, explicó Méndez de Vigo.

Puigdemont, que llevaba cinco meses viviendo en Bruselas, está acusado en España por rebelión y malversación. En total hay 25 líderes catalanes procesados por el plan soberanista, nueve de ellos ya en prisión preventiva en Madrid y otros seis fuera de España. (dpa)

Compartir: