El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, lamentó respuesta del Papa Francisco sobre un caso de abusos sexuales a menores en escuelas católicos.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, lamentó respuesta del Papa Francisco sobre un caso de abusos sexuales a menores en escuelas católicos.

Alrededor de 150,000 niños indígenas de Canadá fueron arrancados de sus familias y se matricularon en 139 internados establecidos para asimilar a los nativos, muchas de las cuales eran operadas por grupos eclesiásticos en representación del gobierno canadiense.

Según GlobalNews, Durante seis años, los estudiantes fueron objeto de abusos físicos, psicológicos y sexuales perpetrados por sacerdotes católicos.

En respuesta a la invitación del Primer Ministro canadiense al papa Francisco para viajar a Canadá y pedir disculpas a los pueblos indígenas, el líder de los cristianos del mundo dijo que no puede responder personalmente a la solicitud.

“Después de examinar cuidadosamente la solicitud” de una disculpa formal de la Iglesia, el papa “consideró que no puede responder personalmente”, escribió el obispo Lionel Gendron, presidente de la Conferencia Episcopal Canadiense, en una carta publicada el martes a los pueblos indígenas.

El primer ministro canadiense criticó la decisión de la Iglesia Católica en una conferencia de prensa.

Una disculpa directa fue una de las 94 recomendaciones hechas por la Comisión de la Verdad y la Reconciliación establecido para investigar el asunto en Canadá.

La Comisión describió el incidente como un genocidio cultural después de escuchar el testimonio de casi 7.000 ex alumnos sobre el comportamiento inapropiado de sus mestros y directores católicos.

Compartir: