Los ciudadanos yemeníes participaron en unas elecciones para elegir la persona más odiada del año para otorgarle el simbólico premio anual de “Pólvora Mojada”.

Los ciudadanos yemeníes participaron en unas elecciones para elegir la persona más odiada del año para otorgarle el simbólico premio anual de Pólvora Mojada.

Según ha informado el reportero de la Unión Internacional de Medios Virtuales (IUVM, por sus siglas en inglés), cientos de personas han acudido a la histórica plaza de Saná en Yemen para depositar su voto a uno de los siguientes candidatos: el presidente estadounidense, Donald Trump; la embajadora de EE.UU. ante las Naciones Unidas, Nikki Haley y el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu.

El premio Pólvora Mojada es un premio simbólico que desde 2013 se entrega a la persona más odiada del año.

En los últimos meses, el pueblo oprimido de Yemen ha sido objeto de los más brutales bombardeos y sanciones económicas de Arabia Saudí y sus aliados regionales, con el apoyo de las potencias occidentales como Estados Unidos y el Reino Unido.

Compartir: