Múltiples lugares en Siria han sido objeto de una serie de ataques lanzados por las fuerzas estadounidenses, británicas y francesas después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenara una agresión militar contra el país árabe acusado sin fundamento de utilizar materiales químicas.

Múltiples lugares en Siria han sido objeto de una serie de ataques lanzados por las fuerzas estadounidenses, británicas y francesas después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenara una agresión militar contra el país árabe acusado sin fundamento de utilizar materiales químicas.

“Hace poco tiempo, ordené a las Fuerzas Armadas de EE.UU. a lanzar ataques de precisión contra los objetivos relacionados con las capacidades de armas químicas de” Siria, anunció el viernes por la noche Trump en un discurso televisado, citado por la agencia de noticias HispanTV.

Los funcionarios estadounidenses indicaron que los misiles de crucero Tomahawk y otros tipos de bombas se usaron en el ataque. Los gobiernos de Francia y el Reino Unido confirmaron que también secundan la acción iniciada por Estados Unidos en Siria.

El Ministerio de Defensa del Reino Unido también informó que varios aviones de combate británicos Tornado atacaron un complejo militar del Ejército sirio en la provincia de Homs, en el centro del país árabe.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, también afirmó anteriormente que París tiene “pruebas” de que el Gobierno sirio usó armas químicas en Duma, en la región de Guta Oriental (al este de Damasco), el fin de semana y que apoyará cualquier acción de EE.UU.

La primera ministra británica, Theresa May, anunció que autorizó a las Fuerzas Armadas del país a realizar ataques coordinados y selectivos, señalando: “Lo he hecho porque considero que esta acción es de interés nacional del Reino Unido”.

La primera ministra británica, Theresa May, anunció que autorizó a las Fuerzas Armadas del país a realizar ataques coordinados y selectivos, señalando: “Lo he hecho porque considero que esta acción es de interés nacional del Reino Unido”.

El opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), con sede en el Reino Unido, ha indicado que los ataques alcanzaron bases y centros de investigación química alrededor de Damasco (la capital).

Los aviones británicos atacaron una instalación militar cerca de Homs, según el Ministerio de Defensa del Reino Unido.

Un testigo dijo a la agencia británica de noticias Reuters que se reportaron explosiones y humo en las proximidades, principalmente en el distrito de Barzeh, en Damasco.

Washington ha amenazado a Damasco con lanzar ataques desde el 7 de abril, cuando un presunto ataque químico en Duma mataron supuestamente a al menos 60 personas. El Gobierno sirio rechazó enérgicamente el uso de municiones químicas en dicha ciudad.

“Cualquier acción posible solo causará más inestabilidad en la región y amenazará la seguridad internacional y la paz”, citó la televisión estatal siria al presidente sirio, Bashar al-Asad, en una reunión el jueves con una delegación iraní de alto nivel en Damasco.

Compartir:

Camentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here

71 + = 72