Todo comenzó el 24 de mayo. Un día nefasto para el gobernante Partido Popular (PP), en el que se conoció la sentencia del juicio principal del caso Gürtel. La Justicia española ratificó que el PP se había financiado con una caja B en su sede central. 29 personas (de los 37 acusados) fueron condenadas a un total de 351 años de cárcel (el extesorero del PP Luis Bárcenas recibió una condena de 33 años de prisión).

Todo comenzó el 24 de mayo. Un día nefasto para el gobernante Partido Popular (PP), en el que se conoció la sentencia del juicio principal del caso Gürtel. La Justicia española ratificó que el PP se había financiado con una caja B en su sede central. 29 personas (de los 37 acusados) fueron condenadas a un total de 351 años de cárcel (el extesorero del PP Luis Bárcenas recibió una condena de 33 años de prisión).

Lo más importante fue que el propio Partido Popular se declaró culpable como persona jurídica por lucrarse de Gürtel y lo más interesante que la sentencia se produjo solo un día después de que la formación política del presidente del Gobierno Mariano Rajoy se sintiera cómodo y firme por la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018 en el Congreso de los Diputados, algo que le permitía a Rajoy permanecer en el poder hasta el 2020.

No obstante, uno de los casos más famosos de corrupción dentro del PP le costó mucho tanto al partido como a su presidente. El Partido Socialista Obrero Español (PSOE), dirigido por Pedro Sánchez, presentó una moción de censura contra Rajoy y la ganó contando con el apoyo clave del Partido Nacionalista Vasco (PNV). La moción de censura obtuvo 180 votos a favor (cuatro más de los necesarios, el 51,4% de la Cámara).

Ya es real, Sánchez sustituye a Rajoy.

El futuro político de Rajoy

Mientras este sábado Pedro Sánchez estaba tomando posesión del cargo del presidente del gobierno ante el Rey Felipe VI, el PP estaba preparando una reunión del Comité Ejecutivo Nacional convocada para el martes. De acuerdo con las fuentes españolas, los miembros del PP están seguros de que ya ha llegado el momento de cambios draconianos en la cúpula de la organización. La elección de un sucesor para Rajoy formará parte de esas modificaciones. No se descarta que Rajoy continúe su vida política como diputado.

De cualquier forma, Mariano Rajoy se convirtió en el primer presidente de la historia democrática española destituido por el Parlamento.

La punta de iceberg

Sí que el caso Gürtel hizo caer a Rajoy y su gobierno y que la victoria de la moción de censura sorprendió a todo el mundo, sin embargo, la verdad es que el caso Gürtel fue solamente la gota que colmó el vaso de la paciencia de otros partidos políticos ante el PP. De hecho, se esperaba que un sinfín de escándalos de corrupción en esa formación se cobrara tarde o temprano su víctima.

Recordamos que no era la primera vez que el Congreso de los Diputados votaba una moción de censura contra Rajoy por la trama ‘Gürtel’. Ya lo había hecho el partido del opositor Pablo Iglesias, Unidos Podemos, en 2017. En aquel entonces, Iglesias no pudo lograr los votos necesarios y Rajoy fue apodado como “el gran superviviente de la política española”.

No son casos aislados

Durante el debate de la moción de censura a Mariano Rajoy, la portavoz del partido Unidos Podemos, Irene Montero, enumeró todos los casos de corrupción en los que se ha visto envuelto el PP. Son 65.

Amén de Gürtel, otros casos más destacados son Púnica y Nóos. En el primero, se investigó la presunta financiación irregular del PP de Madrid (con fundaciones, restaurantes y propagandas de por medio). En el caso estaba implicado Francisco Granados, antiguo ‘número 2’ del PP en la Comunidad de Madrid. Se condenó al expresidente de Baleares Jaime Matas a 3 años y 8 meses de cárcel. Y en el segundo, que hizo temblar a la monarquía española, el principal protagonista era Iñaki Urdangarín, yerno de los Reyes de España, condenado a más de 6 años de prisión.

Es una lista demasiada larga: Caso Lezo, Caso Acuamed, Caso Auditorio, Caso Baltar, Caso Biblioteca, Caso Bitel, Caso Caballo de Troya, Caso Campeón y etcétera.

Todo indica que el Gürtel y otros no son casos aislados de la corrupción en España, sobre todo en el PP. Durante el debate de la moción de censura contra Rajoy, el ya ex presidente y su partido se negaron a reconocer sus errores o pedir disculpas a los españoles. ¿No ha llegado el momento para que los populares admitan que no se trata solo de unas pocas ovejas negras?

Compartir:

Camentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here