Un grupo de científicos de EEUU, Francia y México detectó moléculas orgánicas en las muestras del terreno marciano obtenidas por el mars rover Curiosity de la NASA en el cráter Gale en el marco de la misión Mars Science Laboratory.

Un grupo de científicos de EEUU, Francia y México detectó moléculas orgánicas en las muestras del terreno marciano obtenidas por el mars rover Curiosity de la NASA en el cráter Gale en el marco de la misión Mars Science Laboratory.

Según afirmaron los investigadores, las moléculas halladas podrían haber sido formadas hace unos 3.000 millones de años, aunque todavía es imposible confirmar el origen de estas partículas, ya que podrían ser tanto una prueba de vida anterior en el planeta rojo, como parte de un meteorito o resultado de un proceso geológico.

Los astrofísicos opinan que este tipo de partículas podría haber sido la fuente de alimentación de microbios marcianos, puesto que, por ejemplo, los microorganismos en la Tierra consumen “todo tipo de productos orgánicos, una fuente de alimentación valiosa”, explicó Jennifer Eigenbrode, del Centro Espacial Goddard de la NASA.

Asimismo, el Curiosity detectó un ciclo estacional muy largo en los niveles de metano de la atmósfera marciana. Esto también podría ser una prueba de que Marte podría haber albergado vida, ya que en la atmósfera de la Tierra un 95% del metano es producido por los microbios.

¿Está la NASA ocultando la verdad acerca de los extraterrestres?

“Con estos nuevos descubrimientos Marte nos está diciendo que sigamos buscando huellas de vida. Confío en que esta y las misiones planificadas harán aún más descubrimientos en el planeta rojo que nos dejarán sin aliento”, declaró el administrador asociado para el Directorado de Misiones Científicas de la NASA, Thomas Zurbuchen.

A su vez, el astrofísico Borja Tosar afirmó que “tendremos que esperar para nuevas misiones como Exomars o Mars 2020 para saber exactamente si hay marcianos o no”.

Compartir:

Camentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here