El ministro palestino de Asuntos Religiosos equiparó las restricciones impuestas por Israel al acceso de los musulmanes a la Mezquita de Al-Aqsa, en Jerusalén, a la Inquisición nazi.

El ministro palestino de Asuntos Religiosos equiparó las restricciones impuestas por Israel al acceso de los musulmanes a la Mezquita de Al-Aqsa, en Jerusalén, a la Inquisición nazi.

Según PressTV, Mahmoud al-Habbash denunció que las medidas de Tel Aviv en el sitio sagrado violan la dignidad humana. “Hay barricadas, restricciones, cierre de las puertas, cierres de carreteras y restricciones de edad (…) Las personas menores de 40 años no pueden orar”, lamentó.

A su juicio, las medidas “de seguridad” adoptadas actualmente por Israel contra los musulmanes en esta región sagrada recuerdan la negra era de la Inquisición y las empleadas contra los judíos en el siglo XX.

“¿En qué época de la historia vivimos? ¿En los días de la Inquisición? ¿Están tratando de hacer a los demás lo que se les hizo en los guetos, en los tribunales de la Inquisición o en los tribunales nazis?”, se preguntó.

Jordania, custodio de los santos lugares musulmanes de Jerusalén desde 1967, ha acusado repetidamente a Israel de violar el estatus quo del sitio mediante múltiples provocaciones.

VÍDEO: Soldados israelíes atacan a musulmanes en la mezquita de Al-Aqsa

En las últimas décadas, Tel Aviv ha hecho lo imposible para financiar y lograr cambiar la composición demográfica de Jerusalén y acabar con su identidad islámica mediante la construcción de asentamientos ilegales, la destrucción de sus lugares históricos y la expulsión de la población palestina.

La más reciente medida restrictiva de Israel ha sido instalar detectores de metales y cámaras de vigilancia en las entradas al complejo después de un tiroteo mortal en las afueras de la Mezquita de Al-Aqsa, el 14 de julio.

 

Compartir: