China no ha tardado en reaccionar al envío por parte de Estados Unidos de dos destructores al estrecho de Taiwán.

China no ha tardado en reaccionar al envío por parte de Estados Unidos de dos destructores al estrecho de Taiwán.

La agencia de noticias estatal china The Global Times tachó la medida de un “juego psicológico” de la Casa Blanca, mientras aseguró que “Washington no tendrá éxito. La fuerza militar de China ha mejorado mucho (…) y es capaz de tomar medidas para disuadir a Estados Unidos y al gobierno de Taiwán de las provocaciones”.

Posteriormente, la portavoz de la Cancillería china, Hua Chunying, advirtió sobre las medidas que podrían socavar las relaciones bilaterales y la estabilidad en la zona del estrecho de Taiwán.

“Tenemos que subrayar que la observación de la integridad territorial y la soberanía es la cuestión principal en las relaciones entre China y Estados Unidos. Llamamos a Washington a actuar conforme a los reglamentos de tres comunicados conjuntos chino-estadounidenses, no socavar las relaciones de dos Estados, la paz y la seguridad por ambos lados del estrecho de Taiwán”, precisó Chunying en una rueda de prensa.

Este sábado, dos destructores estadounidenses, el USS Mustin y el USS Benfold, pasaron por el estrecho de Taiwán. Se trata de la primera vez desde 2007, que un buque de la Armada de Estados Unidos transita por la región.

La medida estadounidense podría tensar aún más las relaciones entre los dos países, que se han deteriorado desde la llegada al poder de Donald Trump, que ha abierto una guerra comercial con el gigante asiático.

China ve a Taiwán parte de su territorio aunque, desde 1949, los taiwaneses se gobiernan como una nación con sus propios ministros y políticas nacionales y de exteriores, independientes de China. Por lo tanto, Pekín rechaza tener relaciones diplomáticas con cualquier país que las mantenga con Taipéi.

Compartir:

Camentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here