Los senadores estadounidenses allanan silenciosamente el camino para entregar una ayuda militar a Israel que supera los $ 3,8 mil millones.

Los senadores estadounidenses allanan silenciosamente el camino para entregar una ayuda militar a Israel que supera los $ 3,8 mil millones.

La masiva financiación para las fuerzas armadas de Israel es el resultado del Memorando de Entendimiento EEUU-Israel firmado en 2016, sobre la asistencia de seguridad entre Washington y Tel Aviv, que exigía un financiamiento anual de $ 3.8 mil millones, o $ 23,000 por año para cada familia judía que vive en Israel, en un periodo de 10 años, informó el viernes el diario digital MintPress News, con sede en Minnesota.

Los legisladores estadounidenses dieron su visto bueno el miércoles a un proyecto de ley titulado “Ley de Autorización para Asistencia de Seguridad de Estados Unidos e Israel en 2018”, preparando el camino para su probable aprobación por la Cámara de Representantes de los Estados Unidos dentro de una semana.

El financiamiento implica una ayuda adicional por valor de $ 550 millones para los sistemas de misiles israelíes y $ 1 mil millones para las reservas de armas de EE.UU. en Israel.

Israel teme nuevas armas de Hezbolá

La ayuda militar estadounidense a Israel se ha disparado en los últimos años mientras las fuerzas israelíes están involucradas en flagrantes violaciones de los derechos humanos contra los palestinos en Gaza y en otras regiones de Palestina.

Aclamado como un “gran amigo del pueblo judío” por el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha fomentado los lazos con Israel desde que llegó a la Casa Blanca en 2016.

Trump finalmente rompió con décadas de cautelosa política exterior norteamericana en relación con Israel, al reconocer Jerusalén (Al-Quds) como capital de Israel y trasladar la embajada estadounidense en Israel desde Tel Aviv la santa ciudad.

El mandatario norteamericano implementó su ilegal policía a pesar de las advertencias de los líderes internacionales de que el plan podría avivar las tensiones en la región.

Tel Aviv, mientras tanto, continúa con sus atrocidades y políticas expansionistas en los territorios ocupados.

Compartir: