El presidente de EE.UU., Donald Trump, insiste en reunirse con su homólogo de Irán, Hasan Rohani, para acordar un nuevo pacto nuclear.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, insiste en reunirse con su homólogo de Irán, Hasan Rohani, para acordar un nuevo pacto nuclear.

El magnate republicano escribió en un mensaje publicado en la noche de sábado que un eventual encuentro con el mandatario iraní solo dependerá de la decisión que tomen las autoridades del país persa.

De hecho, Irán ha señalado en reiteradas ocasiones que no confía en que los líderes de EE.UU. cumplan su palabra, dado el abandono unilateral por Washington del acuerdo nuclear, consensuado tras más de una década de diálogos.

En opinión de Trump, la situación económica agudizada por una fuerte inflación será uno de los temas que marque la agenda de los iraníes en una hipotética negociación Teherán-Washington.

“¡A Irán y su economía les está yendo muy mal y rápido! Me reuniré o no, no importa, ¡depende de ellos!”, apostilló Trump en su cuenta Twitter.

Este nuevo tuit se suma a los varios pronunciamientos de Trump sobre su disposición para reunirse con las autoridades de Irán “sin precondiciones”, no obstante, sí conlleva prerrequisitos, como aseguró el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, cuando recalcó que eventuales conversaciones con Irán se producirán si este país se comprometa a firmar un nuevo acuerdo nuclear que impida “la proliferación de armas nucleares” en el mundo.

Ante ello, las autoridades iraníes han descartado toda posibilidad de una conversación con EE.UU. debido a “la continuación de la política hostil” de Washington hacia Teherán enfatizando que uno no puede pretender negociar con la parte contraria cuando al mismo tiempo le está imponiendo sanciones ilegales.

China rechaza demanda de EEUU de dejar de comprar el petróleo iraní

El consejero político del presidente iraní, Hamid Abutalebi, rechazó la última oferta del mandatario estadounidense subrayando que Teherán no acepta diálogos a la vez que lo están amenazando, ya que, recientemente, el propio Trump advirtió a Rohani que Irán podría padecer sufrimientos que pocos han sufrido durante el curso de la historia de la humanidad.

Estas pretensiones estadounidenses surgen luego de que el inquilino de la Casa Blanca decidió en mayo de manera unilateral sacar a su país del pacto nuclear suscrito en 2015 por Irán y el entonces Grupo 5+1, integrado por EE.UU., el Reino Unido, Francia, China y Rusia más Alemania.

A partir de ese momento, ha tratado de presionar a la República Islámica para introducir nuevas cláusulas en el acuerdo, una posición que no solo es rechazada por Teherán, sino que por el resto de los firmantes del pacto.

Compartir: