La mujer del presidente de Siria, Asma al-Asad, ha iniciado un tratamiento después de que se le haya detectado un tumor maligno en el pecho.

La mujer del presidente de Siria, Asma al-Asad, ha iniciado un tratamiento después de que se le haya detectado un tumor maligno en el pecho.

La primera dama de Siria, Asma al-Asad, ha iniciado un tratamiento después de que se le haya detectado un tumor maligno en el pecho, según ha informado este miércoles el Gobierno sirio, que ha publicado junto a la noticia oficial una imagen de la pareja presidencial, citado por la agencia de noticias Europa Press.

En esta imagen figuran el presidente, Bashar al Asad, y su mujer en el hospital militar de Damasco donde supuestamente la primera dama, de 42 años, está recibiendo el tratamiento. La Presidencia ha asegurado en Facebook que el tumor ha sido detectado en una fase temprana.

Asma al Asad ha pasado a un segundo plano desde el inicio de la guerra en Siria, en marzo de 2011, a pesar de que en los años previos fue una de las figuras más reconocibles del Gobierno a nivel tanto nacional como internacional. Criada en Londres, llegó a trabajar en el sector financiero.

Hijos de Asad viajaron a Crimea para pasar vacaciones

 

Compartir: