La reconstrucción de Siria toma un ritmo acelerado tras los significativos avances del Ejército de Siria ante los grupos terroristas en diferentes zonas del país.

La reconstrucción de Siria toma un ritmo acelerado tras los significativos avances del Ejército de Siria ante los grupos terroristas en diferentes zonas del país.

“Se está llevando a cabo un trabajo extenso para restaurar la infraestructura de Siria. Durante la última semana se han restaurado 123 viviendas y se han abierto dos guarderías, una escuela y una estación eléctrica”, ha informado este miércoles el director del Centro Nacional de la Dirección de Defensa de Rusia, el coronel general Mijaíl Mizintsev.

En declaraciones hechas en una reunión del centro interinstitucional para la repatriación de los refugiados sirios, Mizintsev ha dado a saber además que actualmente hay trabajos en marcha para restaurar unas 46 escuelas, 19 guarderías, 33 panaderías, 28 estaciones de bombeo de agua, 12 estaciones eléctricas, 14 centros médicos y unas 227 casas.

Estos trabajos de rehabilitación de infraestructuras están teniendo lugar en unas 59 localidades de las provincias de Alepo (noroeste), Damasco (la capital), Deir Ezzor (este), Hama (noroeste) y Homs (centro), ha agregado el militar ruso.

Ejército sirio destruye los sitios de terroristas cerca de Altos del Golán

Siria se encamina cada día más hacia la estabilidad gracias a los destacados logros del Ejército sirio ante las bandas extremistas, como ISIS (Daesh, en árabe) o el Frente Al-Nusra (autoproclamado Frente Fath Al-Sham), que han perdido la mayoría de los núcleos urbanos que llegaron a controlar en el país.

En los últimos meses, las tropas gubernamentales han logrado arrebatar a esas bandas decenas de ciudades y localidades del centro y sur de Siria, y tienen planeada una operación inminente en la provincia noroccidental de Idlib, considerada el último bastión de los “rebeldes” y terroristas sirios.

Estos avances del Ejército sirio han allanado el camino para que miles de desplazados puedan volver a sus hogares y vivir con tranquilidad en sus propias ciudades.

Compartir: