Decenas de representantes de la oposición siria han sido arrestados en los territorios controlados por grupos armados en las provincias de Idlib y Hama.

Decenas de representantes de la oposición siria han sido arrestados en los territorios controlados por grupos armados en las provincias de Idlib y Hama.

“Los líderes de los grupos armados ilegales Tahrir al Sham y el Frente de Liberación de Siria detuvieron a decenas de opositores sirios en los territorios de Idlib y Hama que están bajo su control”, reveló el jefe del Centro ruso para la Reconciliación en Siria, Alexéi Tsigankov, citado por Sputniknews.

Tsigankov señaló que esta medida busca “dificultar los procesos de distensión y minar la posibilidad de realizar negociaciones pacíficas entre los bandos del conflicto en la zona de seguridad de Idlib”.

Hace una semana, el Gobierno sirio afirmó que se reservaba el derecho a usar la fuerza militar para recuperar la provincia de Idlib (noroeste) si esta rechaza la reconciliación.

“Si el Gobierno no logra recuperar el control de Idlib mediante la reconciliación, el Ejército nacional sirio tiene todo el derecho a recuperar esos territorios por la fuerza”, dijo el embajador de Siria ante la ONU, Bashar Jaafari.

No obstante, Jaafari aclaró que “la mejor opción para el Gobierno sirio sería recuperar Idlib como resultado de la reconciliación nacional”. El diplomático habló al término de las reciente negociaciones en la ciudad rusa de Sochi, que se celebró con la participación de Irán, Rusia y Turquía, así como los representantes del gobierno y la oposición sirios.

Rusia envía sus misiles Kornet a Siria para luchar contra terroristas en Idlib

En la declaración conjunta del evento, las partes se comprometieron a “promover el proceso político en Siria, encabezado por los propios sirios, con el fin de crear las condiciones que faciliten el pronto inicio del trabajo de la comisión constituyente en Ginebra, conforme a las decisiones del Congreso del Diálogo Nacional en Sochi y la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU”.

La provincia de Idlib fue ocupada en 2015 por grupos armados y la organización terrorista Frente al Nusra (también conocida como Fatah al Sham).

En 2017, el territorio de Idlib entró en la zona de distensión del norte de siria, patrocinada por Turquía como uno de los países garantes de la tregua en el marco del proceso de Astaná.

Compartir: