El Aeropuerto Internacional de Seattle-Tacoma ratificó que un empleado de una aerolínea había robado un avión, que se estrelló unos 15 minutos después de comenzar el vuelo.

El Aeropuerto Internacional de Seattle-Tacoma, EE.UU. ratificó que un empleado de una aerolínea había robado un avión, que se estrelló unos 15 minutos después de comenzar el vuelo.

El avión, que pertenecía a la compañía aérea Horizon Air, subsidiaria de Alaska Airlines, se despegó sin permiso por un suicida, según CNN.

“Un trabajador de la aerolínea ha realizado un despegue sin autorización en Seattle-Tacoma. La aeronave se ha estrellado al sur del estrecho de Puget”, explicó la fuente.

El trabajador era un agente de servicios de tierra y la aeronave accidentada, de fabricación canadiense, era un Bombardier Q400. A la hora de estrellarse, solamente el sujeto estaba al borde del avión.

“Creemos que no había pasajeros ni tripulación a bordo, más allá de la persona operando el avión”, afirmó Alaska Airlines en un mensaje en Twitter.

Las fuentes locales indican que el hombre actuó solo y no tenía fines terroristas. Después del robo, dos aviones F-15 persiguieron a Bombardier Q400 para interceptarlo.

Compartir: