Las fuerzas yemeníes dispararon otro misil balístico Badr-1 contra Arabia Saudí en represalia de la devastadora campaña militar contra el país más pobre del mundo árabe.

Las fuerzas yemeníes dispararon otro misil balístico Badr-1 contra Arabia Saudí en represalia de la devastadora campaña militar contra el país más pobre del mundo árabe.

Las fuentes yemeníes aseguran que el misil, que alcanzó la región fronteriza de Najran, causó grandes daños materiales, sin dar más detalles.

El portavoz de la coalición liderada por Arabia Saudí, Turki Al-Maliki, citado por Arabnews, confirmó el lanzamiento de un misil desde Yemen hacia Najran, sin embargo, señaló que el misil había sido interceptado por la Fuerza de Defensa Aérea Saudí.

El portavoz alegó que “esta acción hostil” de los hutíes demuestra el continuo apoyo de Irán a los “rebeldes”. Riad acusa a Teherán de brindar apoyo armamentístico a los hutíes, una acusación que Irán siempre ha negado.

Yemen dispara “con precisión” otro misil balístico contra Arabia Saudí

El movimiento yemení Ansarolá (hutíes) y el Ejército yemení atacan con frecuencia instalaciones militares saudíes en represalia por la campaña bélica iniciada contra su país en marzo de 2015 por los Al Saud y sus aliados.

Los bombardeos saudíes han dejado durante más de tres años miles de muertos. Un informe divulgado recientemente por el diario estadounidense The Washington Post indicó que la agresión de Arabia Saudí a Yemen ha dejado al menos 50 000 víctimas mortales y, refiriéndose a datos de una ONG, cifró en 130 el número de niños yemeníes que mueren a diario debido a diversas enfermedades.

Además, la guerra ha destruido severamente las infraestructuras sanitarias del país más pobre del mundo árabe, lo que ha dado lugar a epidemias como cólera. Asimismo, Riad mantiene un férreo bloqueo contra su vecino del sur, provocando una creciente hambruna entre los yemeníes.

Compartir: