La cadena estadounidense CNN confirmó que la bomba utilizada en el reciente ataque mortífero contra un autobús escolar en Yemen fue proporcionada por Estados Unidos.

La cadena estadounidense CNN confirmó que la bomba utilizada en el reciente ataque mortífero contra un autobús escolar en Yemen fue proporcionada por Estados Unidos.

“Trabajando con periodistas yemeníes locales y expertos en municiones, CNN ha podido establecer que el arma que dejó decenas de niños muertos el pasado 9 de agosto era una bomba MK 82 guiada por láser de 500 libras (227 kilos) fabricada por Lockheed Martin, uno de los principales contratistas de armas de Estados Unidos”, explicó CNN.

De esta forma, se confirman las declaraciones de las autoridades yemeníes sobre el tipo de la bomba, que fueron emitidas poco después de la incursión aérea. Los funcionarios yemeníes consideran a los países vendedores de armas a Riad como cómplices de los crímenes contra el país más pobre del mundo árabe.

“La bomba es muy parecida a la que dejó devastación en un ataque contra una sala funeraria en Yemen en octubre de 2016, que dejó 155 muertos y cientos de heridos”, añadió CNN.

El ataque contra el autobús escolar se registró en la provincia de Saada, cobrándose la vida de 51 muertos, incluidos 40 niños. La ofensiva dejó también más de 70 heridos.

Arabia Saudí ataca al autobús de los estudiantes yemeníes

El Consejo de Seguridad de la ONU llamó a la realización de una investigación “creíble” y “transparente” para esclarecer lo sucedido.

Los bombardeos saudíes han dejado durante más de tres años miles de muertos. Un informe divulgado recientemente por el diario estadounidense The Washington Post indicó que la agresión de Arabia Saudí a Yemen ha dejado al menos 50 000 víctimas mortales y, refiriéndose a datos de una ONG, cifró en 130 el número de niños yemeníes que mueren a diario debido a diversas enfermedades.

Además, la guerra ha destruido severamente las infraestructuras sanitarias del país más pobre del mundo árabe, lo que ha dado lugar a epidemias como cólera. Asimismo, Riad mantiene un férreo bloqueo contra su vecino del sur, provocando una creciente hambruna entre los yemeníes.

Compartir: