El canciller ruso, Serguéi Lavrov, niega que Rusia haya utilizado a los talibanes para luchar contra el grupo terrorista ISIS (Daesh, en árabe) en Afganistán.

El canciller ruso, Serguéi Lavrov, niega que Rusia haya utilizado a los talibanes para luchar contra el grupo terrorista ISIS (Daesh, en árabe) en Afganistán.

Durante una rueda de prensa conjunta con su homólogo serbio, Ivica Dacic, celebrada el martes, Lavrov confirmó que los talibanes prevén enviar una delegación a un encuentro que tendrá lugar el 4 de septiembre en Moscú, la capital rusa, y que estará centrado en la posibilidad de un alto el fuego tras 17 años de una guerra devastadora en Afganistán.

“Nunca hemos ocultado que estamos manteniendo contactos con los talibánes, porque son parte integrante de la sociedad afgana”, sostuvo el jefe de la Diplomacia rusa, quien defendió que el objetivo último de Rusia es la paz de Afganistán, de acuerdo con HispanTV.

En este sentido, subrayó que el Ejecutivo ruso intenta no solo garantizar la seguridad de sus ciudadanos y de las instituciones que se encuentran en Afganistán, sino también establecer medios que faciliten a los talibanes a renunciar a la lucha armada y entablar así diálogo con el Gobierno afgano.

Rusia: EEUU presiona a ONU para que no asiste Siria en proceso de reconstrucción

El presidente afgano, Ashraf Qani, anunció el domingo un alto el fuego de tres meses vigente a partir del lunes, aunque condicionado a que el grupo insurgente anuncie una medida recíproca. De hecho, los líderes talibanes rechazaron tal ofrecimiento y ordenaron proseguir por ahora con las operaciones militares para evitar la prolongación de la presencia estadounidense en el país asiático.

En 2001, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), encabezada por EE.UU. invadió Afganistán so pretexto de lanzar una “guerra contra el terrorismo”.

La invasión y duradera presencia de Estados Unidos y sus aliados apartaron del poder al grupo armado Talibán, pero la inseguridad sigue reinando en gran parte del territorio afgano, incluso acusan a Washington de propiciar la expansión de otros grupos terroristas, como Daesh, apoyando su afianzamiento en Afganistán tras ser derrotado en Irak y Siria.

Entre tanto, EE.UU. busca distraer la atención pública lanzando acusaciones contra Rusia de proveer armas al grupo Talibán. Sin embargo, Moscú no solo rechaza tales cargos sino que asegura que tiene evidencias de que el Departamento de Defensa estadounidense (el Pentágono) patrocina a estos insurgentes en Afganistán, tal y como sostuvo a mediados de julio la portavoz de la Cancillería de Rusia, María Zajarova.

Compartir:

Camentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here

8 + 1 =