Israel efectúa un simulacro de guerra contra El Líbano y Hezbolá en un campo de entrenamiento construido en los altos del Golán.

Israel efectúa un simulacro de guerra contra El Líbano y Hezbolá en un campo de entrenamiento construido en los altos del Golán.

El diario israelí The Jerusalem Post, ha informado de la construcción por Israel en los altos de varios pueblos con las mismas características de ciertas localidades del sur y centro de El Líbano.

El propósito del ejército israelí es entrenar a sus soldados en ese escenario para potenciar sus capacidades de combate para una posible guerra con el Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá).

Los pueblos simulados, denominados por Israel como “aldeas de Hezbolá”, cuentan con edificios de tres pisos, mezquitas y mercados, entre otras características. En ellos hay además túneles y trincheras secretos.

Una de las localidades libanesas simuladas por Tel Aviv es la capital provincial de Zahlé, situada al este de Beirut (la capital del país) y considerada el principal baluarte de Hezbolá.

Israel se prepara para una guerra eventual ante Hezbolá

Después de la última guerra contra El Líbano, lanzada por Israel en el año 2006, la capacidad disuasiva de Hezbolá se ha incrementado notablemente, tal y como han admitido las autoridades israelíes.

En un informe publicado el pasado 22 de julio en la revista estadounidense The Atlantic se asegura que la Resistencia libanesa cuenta actualmente con más de 100 000 misiles y cohetes, y también con la capacidad de disparar 1000 de ellos cada día, algo que superaría las defensas antimisiles de Israel, incluida su “cúpula de hierro”.

Compartir: