EEUU está perdiendo el dominio mundial y el verdadero peligro para las Fuerzas Armadas del país no proviene ni de China ni de Rusia, afirma el excoronel estadounidense Daniel Davis.

EEUU está perdiendo el dominio mundial y el verdadero peligro para las Fuerzas Armadas del país no proviene ni de China ni de Rusia, afirma el excoronel estadounidense Daniel Davis.

De acuerdo con el exmilitar, EE.UU. toma riesgos innecesarios al burlarse del gigante asiático y no mejora la seguridad del país provocando a Rusia en sus fronteras.

Además, en su artículo para The National Interest, el ex alto mando opina que EE.UU. extiende garantías militares a pequeños Estados que podrían involucrar al país norteamericano en una guerra donde no debería luchar.

Otro aspecto que destaca Davis es que EE.UU. participa activamente en operaciones militares en una multitud de países que no suponen un peligro para la seguridad nacional estadounidense.

El militar señala también que el país depende demasiado de las armas modernas y de la tecnología que es necesaria para usar estas armas. Así, un potencial enemigo podría causarles a las Fuerzas Armadas de EE.UU. una pérdida sustancial e inmediata de sus capacidades bélicas al dañar a sus satélites.

Se repite la historia, EEUU prepara ataque a Siria para proteger el último feudo terrorista

Para prevenir la inminente caída del Ejército estadounidense, el excoronel Davis propone que se hagan dos cosas de inmediato. La primera de ellas es dejar de usar la fuerza militar para imponer sus preferencias a los competidores o adversarios.

“Ello genera miedo a EE.UU. y motiva a nuestros adversarios a aumentar la investigación y el desarrollo de contramedidas”, explica.

En segundo lugar, EE.UU. pasó las últimas dos décadas ‘disipando’ su fuerza militar, distrayéndose así de su habilidad de enfrentarse a las potenciales batallas existenciales. En lugar de ello se convirtió en el “maestro de guerras pequeñas y operaciones contra insurgentes”, concluye Daniel Davis.

Así, Washington malgastó su equipamiento militar, se gastó billones de dólares en deudas para financiar operaciones militares “intrascendentes e innecesarias” y sufrió una verdadera degradación en las habilidades de combate convencional.

En consecuencia, el ex alto mando militar llega a la conclusión de que EE.UU. debería cesar de inmediato las operaciones por todo el mundo para mejorar así la seguridad nacional del país.

Compartir: