El regulador del mercado de telecomunicaciones de Reino Unido, Ofcom, prohibió que Arabia Saudí promueva su llamada agenda de reforma en la televisión británica.

El regulador del mercado de telecomunicaciones de Reino Unido, Ofcom, prohibió que Arabia Saudí promueva su llamada agenda de reforma en la televisión británica.

Ofcom argumentó que Riad había intentado influir en la opinión pública británica y así violado la ley de radiodifusión británica, anunció The Guardian.

La fuente explicó que durante la reciente visita del príncipe heredero saudí, Mohamed Bin Salman, al Reino Unido, Riad había hecho un pago a la cadena Sky 1 para que emita las imágenes sobre las recientes reformas llevadas al cabo en el país árabe, como el levantamiento de las prohibiciones de larga data sobre las mujeres conductoras y la reapertura de cines, así como los miembros de la familia real saudí.

De acuerdo con Ofcom, estas imágenes, que se emitieron 56 veces durante tres días, no eran de “naturaleza de servicio público”.

El regulador de medios agregó haber detectado contradicciones entre los que mostraban esas imágenes con la situación actual en Arabia Saudí, donde la monarquía sigue violando los derechos de las mujeres y respondiendo con mano dura a la disidencia.

Recientemente, las organizaciones pro derechos humanos Amnistía Internacional y Human Rights Watch (HRW) la petición de la Fiscalía Pública saudí de condenar a muerte por primera vez a una mujer activista acusada de participar en protestas en una región chií de Arabia Saudí.

Riad a punto de ejecutar a primera activista femenina saudí

Aunque el príncipe heredero saudí se esfuerza presentar a sí mismo como un reformista, todavía miles de activistas políticos siguen encarcelados solamente por criticar a la monarquía y pedir reformas políticas.

A eso se suma los crímenes de guerra que está cometiendo Arabia Saudí contra Yemen durante más de tres años de campaña militar contra el país vecino. Según las fuentes locales yemeníes, más de 130.000 personas han perdido la vida en los bombardeos saudíes. La guerra ha dado lugar también a la hambruna y epidemias como cólera en el país más pobre del mundo árabe.

Compartir: