Apple ha detectado un

Apple ha detectado un “defecto de fabricación” en teléfonos iPhone 8 que fueron vendidos entre septiembre de 2017 y marzo de este año en 6 países.

Salieron a la venta hace casi un año, aunque quedaron eclipsados por su «hermano» el iPhone X, que vino precedido de una gran expectación. Pero hasta ahora no se había detectado un problema.

Según ABC, Apple ha reconocido la existencia de un defecto de fabricación en los dispositivos iPhone 8 que afecta a un «porcentaje muy pequeño».

Este problema puede derivar en reinicios inesperados del terminal o sufrir, entre otras cosas, congelaciones de la pantalla o, incluso, se han dado casos de dispositivos que no encienden. La firma norteamericana ha asegurado en un comunicado que reparará los iPhone afectados. No ha trascendido, por el momento, el número de dispositivos detectados con este defecto.

El iPhone X hace daño físico a los usarios

La razón de este defecto se produce en las placas o tarjetas lógicas de este modelo de iPhone. Las unidades afectadas se vendieron entre septiembre de 2017 y marzo de este año en varios mercados como Australia, China, Hong Kong, India, Japón, Macao, Nueva Zelanda y EE.UU. España, por ahora, no se encuentra entre los países afectados.

Compartir: