Los “cascos blancos” han secuestrado a 22 niños y sus padres para escenificar un falso ataque químico en Idlib y acusar de él al Gobierno de Siria.

Los “cascos blancos” han secuestrado a 22 niños y sus padres para escenificar un falso ataque químico en Idlib y acusar de él al Gobierno de Siria.

Así lo ha anunciado este miércoles el Centro ruso para la reconciliación en Siria, en una nota que detalla que “los cascos blancos están preparándose junto con terroristas para un uso real de sustancias venenosas a base de cloro contra los participantes en la escenificación”.

El Centro ruso denuncia en su comunicado que los terroristas han secuestrado asimismo a un grupo de niños huérfanos de campamentos de refugiados para usarlos en el montaje.

Actualmente, los niños se encuentran “en un edificio de la prisión de Ikab, controlada por el grupo terrorista Frente Al-Nusra (ahora denominado Frente Fath Al-Sham)”, agrega el comunicado, recogido por la agencia oficial rusa TASS.

Cascos Blancos en proceso de diseñar otra bandera falsa con armas químicas en Idlib

Los extremistas e integrantes de los llamados “cascos blancos”, que se hacen pasar por organización rescatista, tratan así de “culpar al Ejército sirio de un ataque químico”, señala la nota.

El Centro ruso asegura además que varios canales de televisión pertenecientes a países de la región, así como la sede local de un canal de noticias estadounidense, han grabado nueve escenas de un falso uso de armas químicas por las tropas sirias contra la población civil de Yisr Al-Shughur (Idlib), en las que miembros de los cascos blancos “prestan ayuda” a los “afectados”.

Moscú y Damasco han denunciado una y otra vez que los cascos blancos han enviado materiales químicos a Idlib y secuestrado a decenas de niños, trasladándolos a un lugar desconocido, en un intento por lanzar un show químico en vísperas de la gran ofensiva del Ejército sirio para arrebatar la provincia a los terroristas.

Con estas medidas, los terroristas quieren justificar una nueva agresión de Estados Unidos, el Reino Unido y Francia, que en abril pasado lanzaron misiles contra objetivos del Ejército sirio so pretexto de un ataque químico.

Idlib sigue en las garras de las bandas rebeldes y extremistas afines a Al-Qaeda desde 2015. A la provincia han sido evacuados, en virtud de acuerdos de reconciliación, integrantes de distintos grupos armados que se negaron a rendirse tras las operaciones del Ejército en Alepo (norte), Homs (centro), Guta Oriental (al este de la capital) y Daraa (sur).

Compartir:

Camentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here

6 + 2 =