El senador de EE.UU. Lindsey Graham instó al presidente Donald Trump a apoyar el asesinato del líder de Corea del Norte, Kim Jong-un.

El senador de EE.UU. Lindsey Graham instó al presidente Donald Trump a apoyar el asesinato de Kim Jong-un, el líder de Corea del Norte.

Graham presentó a Trump un complot elaborado para que Kim fuera asesinado por el Gobierno chino y permitir que un general militar tome el control de Corea del Norte, revela el libro que el periodista del diario The Washington Post, Bob Woodward, ha escrito sobre la gestión del inquilino de la Casa Blanca bajo el título “Fear: Trump in the White House” (Miedo: Trump en la Casa Blanca), que salió a la venta el martes.

Según el libro, citado por el portal web Business Insider, el influyente senador republicano del Congreso de EE.UU. le presentó a Trump el plan durante una reunión de seguridad nacional en septiembre de 2017 en la Casa Blanca, en el punto culminante de la guerra de palabras entre ambas partes sobre el programa nuclear norcoreano y no mucho después de que el mandatario estadounidense llamara a Kim “hombre cohete”.

“China necesita matarlo y reemplazarlo con un general norcoreano (…) Creo que los chinos son claramente la clave aquí y necesitan sacarlo. No nosotros, ellos”, dijo Graham en aquel momento, de acuerdo con Woodward.

A la reunión de seguridad nacional, además de Trump y Graham asistieron el exasesor de seguridad nacional H.R. McMaster y el secretario de Defensa estadounidense, James Mattis.

EEUU organiza maniobras militares para preparar invasión contra Corea del Norte

El libro también revela que Trump pidió lanzar un ataque militar “preventivo” sobre Corea del Norte. El general Joseph Dunford, presidente del Estado Mayor Conjunto de EE.UU., transmitió la solicitud del referido plan al senador Graham el pasado mes de febrero, agrega.

La noticia sale a la luz mientras rondan preocupaciones del posible estancamiento de los esfuerzos diplomáticos para desnuclearizar la península coreana. Pyongyang, por una parte, y Seúl y Washington, por la otra, se acusan mutuamente por la falta de progreso en las negociaciones.

La reunión celebrada en junio entre el líder norcoreano y el presidente estadounidense en Singapur buscaba la pronta desnuclearización de la península, pero todavía no está logrando su propósito.

Compartir:

Camentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here

62 − 61 =