Vladímir Putin afirmó que el Ejército de Rusia es capaz de responder a las potenciales amenazas bélicas.

Vladímir Putin afirmó que el Ejército de Rusia es capaz de responder a las potenciales amenazas bélicas.

En declaraciones ofrecidas hoy jueves al pasar revista a las tropas rusas que participan en las grandes maniobras Vostok 2018, el jefe del Estado ruso ha subrayado el alto nivel demostrado durante la fase activa de los ejercicios.

“Todas las unidades han cumplido sus misiones. Ustedes han demostrado el arte militar, su capacidad de contrarrestar con éxito las potenciales amenazas bélicas”, ha aseverado.

Por otro lado, ha hecho énfasis en que el deber de las Fuerzas Armadas con su patria es estar preparada para “defender la soberanía, la seguridad y los intereses nacionales, así como apoyar a los aliados si es necesario”.

En esta misma línea, ha llamado a Ejército ruso a seguir potenciando sus poderes, dotándose de armas avanzadas y equipos de última generación, según recoge la agencia oficial rusa TASS.

VÍDEO: Rusia inicia las mayores maniobras de su historia

En todo caso, el mandatario ruso ha señalado que Rusia es “pacífico que no tiene ni puede tener planes agresivos” contra los demás países.

Además, ha acentuado que Moscú busca en su política exterior una cooperación constructiva con todos los países que estén interesados en ello. “Es por esto que en estas maniobras están presentes 87 observadores de 59 países del mundo”, ha destacado.

Los ejercicios conjuntos Vostok 2018 (Oriente 2018, en ruso), los mayores juegos militares llevados a cabo por las Fuerzas Armadas rusas desde el año 1981, se desarrollan del 11 al 17 de septiembre en el Lejano Oriente Ruso y en las aguas cercanas a la costa rusa del Pacífico.

En estas maniobras participan más de 300.000 militares de Rusia, China y también de Mongolia, más de 36000 carros de combate, blindados y otros vehículos, más de un millar de aviones, drones y helicópteros, así como unos 80 buques de guerra y barcos auxiliares.

La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y EE.UU. suelen expresar su preocupación por los ejercicios rusos, aunque el Vostok 2018 no ha sido objeto de sospechas como lo fueron las maniobras Zapad 2017, que fueron catalogadas por la Alianza Atlántica como un simulacro para una posible invasión de países bálticos.

Compartir:

Camentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 + 8 =