El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, consideró “irresponsable” la decisión de Rusia de vender sus sistemas antiaéreos S-300 a Siria.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, consideró “irresponsable” la decisión de Rusia de vender sus sistemas antiaéreos S-300 a Siria.

En una entrevista concedida el viernes a la cadena estadounidense CNN, Netanyahu matizó que “la decisión rusa de vender sistemas antiaéreos S-300 a Siria fue irresponsable”, aunque destacó al mismo tiempo que Israel está comprometido a evitar conflictos con Moscú en las operaciones militares que realiza en Siria.

El premier israelí recordó que habló con el presidente ruso, Vladímir Putin, sobre el derribado avión de reconocimiento ruso Ilyushin Il-20 en la provincia de Latakia, cerca de la costa siria — del que Moscú culpa a los pilotos de cuatro F-16 israelíes que estaban operando en la zona— y subrayó la importancia de seguir evitando conflictos y choques por ambas partes.

Pero, al mismo tiempo, “le dije (a Putin) muy respetuosamente y muy claro que Israel hará todo lo que tiene que hacer para defenderse a sí mismo”, sostuvo Netanyahu.

“Es muy abarrotado ahí en un pequeño espacio”, fustigó Netanyahu antes de indicar que los aviones estadounidenses, los sirios, los rusos y los israelíes están operando en el espacio aéreo sirio.

“En todo ese lío, hemos podido evitar incidentes en los últimos tres años entre rusos e israelíes (…) Pienso que existen ganas en ambas partes para evitar choques”, recalcó el primer ministro israelí.

“S-300 en Siria harán que Israel renuncie a sus agresiones”

Israel es un férreo opositor al suministro de S-300 a Siria. En abril pasado, Amos Yadlin, un exjefe de inteligencia militar israelí, reveló que Tel Aviv se planteaba bombardear los sistemas de misiles antiaéreos si Rusia los entregaba finalmente a Damasco.

Pese a todo eso, el canciller ruso, Serguéi Lavrov, confirmó el mismo viernes que Moscú ha iniciado el suministro del sistema antiaéreo S-300 a Siria.

Compartir: