En un hecho casi sin precedentes, un destructor chino navegó a pocos metros de otro estadounidense en el disputado Mar de China Meridional para echarlo de las aguas cuya soberanía reclama.

En un hecho casi sin precedentes, un destructor chino navegó a pocos metros de otro estadounidense en el disputado Mar de China Meridional para echarlo de las aguas cuya soberanía reclama.

La embarcación de guerra china, Tipo-52B de la clase “Luyang”, pasó a 41 metros de la proa del estadounidense “USS Decatur”, de la clase Arleigh Burke, obligándolo a realizar un brusco viraje para impedir una posible colisión, según ABC News.

El Departamento de Defensa estadounidense consideró “insegura y poco profesional” la acción de la Armada china contra “USS Decatur”, que navegó a unas unos 22 kilómetros de los arrecifes de Gaven y Johnson en las Islas Spratly, un archipiélago reclamado casi en su totalidad por China y parcialmente por Malasia, Taiwán, Brunei, Filipinas y Vietnam.

Un destructor estadounidense navega cerca de islas reclamadas por China

Por su parte, el Ministerio Nacional de Defensa de China denunció que “el destructor de misiles dirigidos USS Decatur entró en aguas de islas y arrecifes chinos del Mar del Sur de China el 30 de septiembre” y advirtió que la medida ha dañado severamente las relaciones entre las Fuerzas Armadas de los dos países.

Previamente, el secretario del Departamento de Defensa de EE.UU., James Mattis, había anunciado la cancelación de su visita a China, programada para este mes.

La agencia CNN, citando a fuentes oficiales, aseguró que esa cancelación se debía al deterioro de las relaciones entre las dos potencias mundiales.

Desde la llegada al poder de Donald Trump, las tensiones entre Washington y Pekín han aumentado, especialmente por la imposición de aranceles por parte de la Casa Blanca a los productos importados desde China.

Compartir: