La primera aparición de SM la Reina en Oviedo, un encuentro con el laureadísimo Martin Scorsese y un grupo de cineastas jóvenes, aunque disgustó a las Letizia Watchers que se esperaban algo más

La primera aparición de SM la Reina en Oviedo, un encuentro con el laureadísimo Martin Scorsese y un grupo de cineastas jóvenes, aunque disgustó a las Letizia Watchers que se esperaban algo más “vestido” para el acto, a mí personalmente me gustó mucho.

Aparte de que doña Letizia estaba espectacular con un recogido perfecto y uno de sus mejores mix and match de la temporada realizado a partir de una blusa de Zara, el verla con tanta soltura acompañando a una celebridad internacional de la envergadura del director norteamericano, me alegró. Siempre he pensado que es lo que faltaba en el día a día de la consorte era eso, relacionarse públicamente con lo que Agustín Lara llamaba en su histórico chotis “la crema de la intelectualidad”. Mundial, además.

Nos hacía falta una reina más internacional, no solo a la que acompaña al Jefe del Estado a las visitas al extranjero y está semana la tuvimos en solitario cuando representó a España en Roma en un acto de la FAO, aunque su vestido repetido de Carolina Herrera le encajará mal y pidiese un collar a gritos.

En el segundo acto en Oviedo esta tarde, el concierto que antecede la entrega de premios Princesa de Asturias de mañana, su LBD (“little black dress”) algo historiado, pero de un ‘chic austero’, pedía también un collar a gritos. Menos mal que lo compensó con las pulseras gemelas de doña Victoria Eugenia que durante años fueron adjudicadas a Cartier y son de Bulgari en realidad, según despejó su nieta en un reciente “Point de Vue”.La autoría del vestido ha sido casi toda la tarde un misterio, con las ‘watchers’ más avezadas en un sin vivir intentando averiguar el nombre de su creador o creadora. Pasadas las nueve de la noche nos informan que es un Emporio Armani.

La primera aparición de SM la Reina en Oviedo, un encuentro con el laureadísimo Martin Scorsese y un grupo de cineastas jóvenes, aunque disgustó a las Letizia Watchers que se esperaban algo más "vestido" para el acto, a mí personalmente me gustó mucho.

Con este LBD, SM vuelve al largo a la rodilla que de verdad le sienta bien, ya que sus incursiones con las ‘minis’ no han sido muy afortunadas y con la ‘midi’ tampoco, como pudimos apreciar el 12 de octubre con la recreación de Felipe Varela del “New Look” de Christian Dior.

Está claro que lo que se favorece a doña Letizia en la ropa clásica, propia además de una reina de 46 años aunque sus ‘watchers’ más modernas quieren verla de ‘starlet hollywoodiense’ a todas horas.

Fuente: El Mundo

VÍDEO muestra Doña Letizia, sin maquillaje, cuando lleva a sus hijas al colegio

Compartir: