Tras la retirada de EE.UU. del tratado nuclear INF, Trump acaba de jurar que Wahington acumulará sus armas nucleares para obligar a Rusia y China a
Una bomba nuclear B61-12 de la Fuerza Aérea de EE. UU. (Foto: USAF)

Tras la retirada de EE.UU. del tratado INF, Trump acaba de jurar que Wahington acumulará sus armas nucleares para obligar a Rusia y China a “volver a sus sentidos”.

Lo más interesante es que Trump y su asesor de seguridad nacional, John Bolton, afirman ahora que China viola el tratado de reducción de armas de medio y corto alcance (INF, por sus siglas en inglés. Entonces, la administración de los Estados Unidos tiene el derecho “legal” de hacer todo lo que quiere.

En una entrevista con el periódico ruso Kommersant, Bolton, que ahora está visitando Moscú, dijo que Estados Unidos planeaba retirarse del Tratado INF porque no solo Moscú, sino otros países, incluidos China, Irán y Corea del Norte, eran libres de desarrollar armas prohibidas bajo el pacto.

“Solo hay un país en el mundo que está sujeto a las condiciones del documento: Estados Unidos”, afirmó Bolton, agregando que Rusia supuestamente lo viola durante años, según la agencia de noticias South Front.

El tratado INF prohíbe a EE.UU. y Rusia poseer, producir o desplegar misiles balísticos y de crucero lanzados desde tierra con un alcance de 500-5,500 km. Originalmente, fue diseñado para rebajar la tensión en el mundo.

Sin embargo, en una entrevista con WSJ, Bolton descubrió cómo explicar la postura estadounidense. Afirmó que el hecho de que Corea del Norte y China no sean parte del Tratado INF representa una amenaza para las “fuerzas estadounidenses potencialmente desplegadas”.

“Por lo tanto, tener un acuerdo de control de armas que nos limite a nivel mundial deja a muchos de nuestros amigos y aliados en todo el mundo, y potencialmente a las fuerzas estadounidenses desplegadas, en un riesgo considerable”, dijo Bolton. “Y creo que eso es algo que debería preocupar a Rusia desde su propia perspectiva, compartiendo, como lo hace, una frontera con China”, agregó.

Ahora está claro que los misiles chinos son una amenaza para Rusia. Por lo tanto, EE.UU. es libre de retirarse del Tratado INF. Es un poco complicado esperar una estabilización de la situación internacional mientras que la administración de EE.UU. ha tomado esa política.

“Rusia debe desarrollar misiles de alcance súper largo para amenazar a EEUU”

Compartir: