Las tensiones entre Rusia y la OTAN han aumentado después de lanzar misiles en las aguas en las afueras de Noruega por rusos.

Las tensiones entre Rusia y la OTAN han aumentado después de lanzar misiles en las aguas en las afueras de Noruega por rusos.

A medida que la OTAN lleva 50.000 soldados a Noruega para realizar sus ejercicios más grandes desde la Guerra Fría, Rusia responde realizando sus propios simulacros del 1 al 3 de noviembre en las mismas aguas internacionales, indicó Express.

Los ejercicios de la OTAN comenzaron la semana pasada y continuarán hasta el 7 de noviembre y han involucrado a 50,000 soldados, 250 aviones y 65 barcos.

El área donde Moscú realizará sus pruebas de misiles se superpondrá con los ejercicios de la OTAN, pero eso no debería ser un problema, según el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

Dijo que Rusia “operará en aguas internacionales y nos han notificado de la forma habitual”.

Rusia advierte a la OTAN prevenir una tercera guerra mundial

Más tarde agregó: “La semana pasada nos notificaron sobre la prueba de misiles rusos planeada fuera de la costa aquí.”

“Rusia tiene fuerzas significativas, fuerzas navales en esta área, están ejercitando regularmente sus capacidades navales, capacidades marítimas frente a las costas de Noruega”. dijo el secretario.

La OTAN “supervisará los simulacros de cerca” y esperan que Rusia se “comporte de manera profesional”.

Si bien Stoltenberg expresó su confianza en los simulacros, el asesor político adjunto de la delegación polaca en la OTAN, Jedrzej Tomczak, calificó a los simulacros rusos de “escalada deliberada” y elogió la naturaleza “defensiva” de la OTAN.

Compartir: