18 meses es el tiempo de espera óptimo antes de volver a quedarse embarazada. Así se desprende del primer estudio que analiza el espaciado de la maternidad, realizado por las universidades de Harvard i de la Columbia Británica y publicado en la revista especializada JAMA.

18 meses es el tiempo de espera óptimo antes de volver a quedarse embarazada. Así se desprende del primer estudio que analiza el espaciado de la maternidad, realizado por las universidades de Harvard i de la Columbia Británica y publicado en la revista especializada JAMA.

La investigación ha analizado los riesgos para la madre y para el bebé en casi 150.000 embarazos. Los resultados no dan lugar a dudas. Esperar a partir de 12 y 18 meses desde el primer parto hasta volver a quedarse en estado es lo más recomendable para nuestra salud y la de nuestro futuro hijo o hija.

18 meses es el tiempo de espera óptimo antes de volver a quedarse embarazada. Así se desprende del primer estudio que analiza el espaciado de la maternidad, realizado por las universidades de Harvard i de la Columbia Británica y publicado en la revista especializada JAMA.

“Nuestro estudio demuestra que existe un riesgo más elevado tanto para la madre como para el bebé cuando los embarazos son muy próximos en el tiempo”, asegura Laura Schummers, autora principal de la investigación. Además, el estudio es especialmente interesante para aquellas mujeres que viven la maternidad a una edad más avanzada, ya que suelen ser las que menos espacian sus embarazos por este motivo.

En concreto, existe un mayor riesgo de mortalidad para las madres de 35 años o más que han esperado tan solo 6 meses entre un parto y el siguiente embarazo. Una diferencia que pasa de 12 casos por cada mil a tan solo 5 para aquellas mujeres que han esperado 18 meses para volver a quedarse embarazadas.

18 meses es el tiempo de espera óptimo antes de volver a quedarse embarazada. Así se desprende del primer estudio que analiza el espaciado de la maternidad, realizado por las universidades de Harvard i de la Columbia Británica y publicado en la revista especializada JAMA.

En el caso de las mujeres más jóvenes, de entre 20 y 34, el riesgo no es solo para la madre, sino para el bebé. Un embarazo en los seis meses posteriores a dar a luz implica más del doble de probabilidades de sufrir un parto prematuro.

Por todo ello, la doctora Sonia Hernández-Díaz, profesora de Harvard, recuerda: “Debemos darle tiempo a nuestro cuerpo a recuperarse de un antes de volver a quedarnos embarazadas, extremando las precauciones contraceptivas en el postparto y absteniéndonos de relaciones sexuales sin protección”.

También coincide en ello la doctora Wendy Norman, autora junto a Shummers de este estudio, que anima a las mujeres a espaciar sus embarazos: “Por primera vez, las madres de edad más avanzada tienen excelentes evidencias para espaciar sus hijos. Lograr este intervalo óptimo de 12-18 meses es factible para muchas mujeres y reduce claramente complicaciones y riesgos en el embarazo y el parto”, concluye.

Fuente: La Vanguardia

Científicos descubren una poderosa proteína que mata al feto en el embarazo

Compartir:

Camentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here

33 − = 24