El más avanzado caza a disposición del Ejército alemán, el Eurofighter, impotente contra los sistemas de defensa aérea rusos S-400 Triumf, según el diario Frankfurter Allgemeine Zeitung (FAZ).

El más avanzado caza a disposición del Ejército alemán, el Eurofighter, impotente contra los sistemas de defensa aérea rusos S-400 Triumf, según el diario Frankfurter Allgemeine Zeitung (FAZ).

El medio publicó un artículo, titulado ‘La espada sin filo del Bundeswehr’, en el que se indica que el Eurofighter fue diseñado para combatir las fuerzas aéreas del enemigo y no tiene cómo contrarrestar a los S-400 rusos. El autor destaca que el caza más caro de las historia del Bundeswehr no está adaptado para portar misiles aire-tierra y, por lo tanto, deberá realizar misiones de combate con el apoyo de los cazas polivalentes Tornado.

Esto, sin embargo, no resolvería por completo el problema. Y es que, según el artículo, los Tornado están equipados con misiles capaces de golpear objetivos terrestres a una distancia de hasta 150 kilómetros, mientras que el S-400 tiene un alcance efectivo de 100 kilómetros más.

Lo cierto es que el Eurofighter, no obstante, sí está adaptado para cargar todo tipo de armamento aire-tierra, incluidos los misiles guiados MBDA Storm Shadow y los Taurus KEPD 350, con un alcance efectivo de hasta 250 y 500 kilómetros, respectivamente.

El FAZ explica que los sistemas de defensa aérea rusos han causado preocupación no solo en el seno de Alemania. Los suministros de los S-300 a Siria, después del derribo del Il-20, han reducido considerablemente las operaciones aéreas de la Fuerza Aérea israelí en la región. Desde entonces, Israel anunció la compra de otros 17 cazas estadounidenses de 5ª generación F-35.

“Un sistema tan complejo y moderno como el S-400 es imposible de neutralizar sin grandes gastos y sin asumir pérdidas”, dice un oficial de la Fuerza Aérea alemana, citado por FAZ.

El S-400 Triumf es un sistema de defensa aérea móvil, en servicio en Bielorrusia, China, Rusia y las bases rusas en Siria. Países como Turquía, Arabia Saudí, la India, Catar e Irak han defendido su interés en adquirirlos, a pesar de la presión a amenazas de sanciones por parte de EE.UU. El S-400 es capaz de derribar blancos con un techo de vuelo de 185 kilómetros y una profundidad máxima de 120, 250 y 400 kilómetros, dependiendo del tipo de proyectil empleado.

A día de hoy, Rusia prácticamente ha terminado el desarrollo del sistema de misiles tierra-aire de nueva generación S-500, capaz de interceptar proyectiles balísticos, objetivos aerodinámicos y misiles de crucero. Su puesta en servicio está planeada para el 2020.

VIDEO: Conozca caza soviético La-5 que participó activamente en la Segunda Guerra Mundial

Compartir: