Los fiscales argentinos consideran la posibilidad de acusar de crímenes de guerra y tortura al príncipe heredero saudí, Mohamad bin Salman, si viaja a Buenos Aires para participar en la cumbre del G20, prevista para esta semana.

Los fiscales argentinos consideran la posibilidad de acusar de crímenes de guerra y tortura al príncipe heredero saudí, Mohamad bin Salman (MBS), si viaja a Buenos Aires para participar en la cumbre del G20, prevista para esta semana.

“La medida se produce después de que la ONG Human Rights Watch (HRW) presentara una denuncia ante un fiscal federal argumentando que los tribunales argentinos deberían invocar un estatuto de jurisdicción universal en la ley argentina, para avanzar en el enjuiciamiento del príncipe heredero por las víctimas civiles en masa causadas por la campaña de la coalición liderada por Arabia Saudí en Yemen”, anunció The Guardian.

La denuncia presentada por HRW fue recibido en el tribunal del juez federal Ariel Lijo, quien lo remitió al fiscal federal, Ramiro González.

El fiscal ahora debe decidir si el principio de jurisdicción universal, consagrado en la Constitución argentina, se aplica en el caso del príncipe heredero.

Arabia Saudí está bajo crecientes presiones a nivel internacional para detener su campaña militar contra Yemen, que durante más de tres años y medio ha dejado más de 15.000 muertos en el país vecino.

Bin Salman buscaba ataque israelí a Gaza para tapar caso Jashoggi

Las presiones han aumentado desde el asesinato en el consulado saudí en la ciudad turca de Estambul del periodista crítico con la monarquía Yamal Jashoggi.

El caso Jashoggi desató amplias críticas contra la inmunidad de las autoridades saudíes, acusados de haber cometido violaciones de derechos humanos.

Compartir:

Camentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here

56 + = 63