En el contexto del resurgimiento y modernización que está viviendo la Armada de Rusia, el medio The National Interest hizo un ranking de los cinco buques más mortíferos del país.

En el contexto de la modernización que está viviendo la marina de Rusia, The National Interest hizo un ranking de los cinco buques más mortíferos del país.

El columnista del medio Mark Episkopos puso al frente de las flotas rusas al crucero nuclear ruso Piotr Veliki —Pedro el Grande— como el buque más temible de Rusia.

Es el buque de guerra de superficie más grande del mundo y su misión principal es perseguir y neutralizar portaviones enemigo. Para ello cuenta con un amplio abanico de misiles antibuque. Además, sirve de plataforma de pruebas para los nuevos misiles hipersónicos rusos Tsirkon.

Para repeler los posibles ataques de aeronaves tiene una versión naval del sistema de defensa aérea S-300F, que podría ser reemplazado con el nuevo sistema S-400.

Piotr Veliki pertenece a la clase Orlan de la marina de Rusia, y hay un crucero más de esta clase, el Almirante Najimov, que está en pleno proceso de modernización.

El siguiente puesto en el ‘ranking de los más peligrosos’ de Episkopos es el crucero portamisiles Moskva, que previamente llevaba el nombre Slava. Según el columnista, dicho buque también fue creado para la destrucción de portaviones.

Rusia desplegará sus nuevos sistemas de misiles S-400 en Crimea (Vídeo)

El Moskva tiene 16 misiles antibuque P-500 Bazalt y el mismo sistema de defensa aérea que su hermano mayor de la clase Orlan: los S-300F. Dicho crucero es el buque insignia de la Flota del Mar Negro.

En el tercer puesto del ranking se encuentran las corbetas del proyecto 20380, entre las cuales están Steregushchi, Soobrazitelni y Stoiki. En total está previsto que 13 buques de este proyecto entren en servicio de la marina de Rusia.

Una de las novedades de estos buques es el armamento modular para la lucha antisubmarina Paket-NK. Dicho sistema no tiene análogos en el mundo y permite lanzar torpedos de distintos tipos desde la misma lanzadera por medio de un sistema de control integrado.

El cuarto puesto lo ocupa el destructor Nastoichivi. Es el buque insignia de la Flota del Mar Báltico de Rusia, la más grande y potente de las que están estacionadas permanentemente en el Báltico, destaca el columnista.

Entre otros armamentos, este barco cuenta con los misiles antibuque Moskit y un helicóptero Ka-27.

Por último está el portaviones Almirante Kuznetsov, que en realidad es mucho más que una simple plataforma para el aterrizaje y despegue de aeronaves. De momento, es el único portaviones de Rusia y a pesar de haber tenido algunas dificultades, sigue siendo una seria amenaza en el mar, señala el columnista.

Aparte de las 50 aeronaves que puede operar, entre las cuales están los MiG-29K, Su-33, Su-25UTG, distintas versiones del Ka-27 y los Ka-52K, este buque también está armado con una gran variedad de misiles.

Así, está dotado de 12 misiles antibuque Granit, junto 192 misiles de defensa aérea Kinzhal y el sistema de defensa aérea Kortik. También cuenta con 60 bombas antisubmarinas.

Precisamente por esta razón en Rusia este buque se llama crucero portaviones Almirante Kuznetsov, ya que el buque “cuenta con una gran fuerza simplemente con sus armamentos de a bordo”.

En 2016 este buque operó en las costas de Siria, donde los pilotos realizaron 420 vuelos de combate y destruyeron 1.200 objetivos.

Compartir: