“El riesgo de una guerra entre EE.UU. y Rusia es una realidad objetiva y creciente en los próximos años” opina Dmitri Súslov, director adjunto del Centro de Estudios Europeos e Internacionales de la Escuela Superior de Economía.

“El riesgo de un enfrentamiento directo entre Rusia y EE.UU. es objetivo y crece”, señaló durante el debate de expertos ‘Seguridad Internacional 2018: estado y perspectivas’, según Sputnik.

Según el analista, “durante los próximos años, en una perspectiva de corto y medio plazo, esta confrontación global entraña riesgos muy graves”.

“En mi opinión, existen al menos tres escenarios para un enfrentamiento militar directo no deliberado entre Rusia y EE.UU.”, alegó.

El analista expresó que el primer factor de riesgo está vinculado a la ciberseguridad o a las ciberamenazas, cuando un país valora un ataque cibernético en su contra como un ataque a toda escala y reacciona no solo con medios cibernéticos, sino también militares.

“El segundo riesgo es una carrera armamentista incontrolable, incluyendo el emplazamiento de misiles de medio y corto alcance en Europa, pienso que lamentablemente tendremos esta realidad en unos años”, comentó.

Súslov comentó que el tercer factor de riesgo podría estar vinculado a Siria o al mar Negro, donde Moscú y Washington “ya actúan en un mismo espacio operativo o podrían actuar si EE.UU. continúa apoyando las provocaciones de Ucrania”.

El experto, en referencia al Tratado INF sobre misiles de medio y corto alcance, señaló que la salida de EE.UU. de este acuerdo es inevitable y conducirá a una carrera armamentista en esta esfera, además de una carrera de armas estratégicas entre Moscú, Washington y Pekín, llevando a su vez al fracaso del acuerdo START 3.

“El conflicto nuclear estará mucho más cerca, si EEUU sale del tratado INF”

El 20 de octubre, el mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que su país abandonaría el Tratado INF que prohíbe poseer misiles de un radio de acción de entre los 500 y los 5.500 kilómetros.

El líder norteamericano argumentó que Moscú violaba el acuerdo, firmado por Estados Unidos y la Unión Soviética en 1987 y sin fecha de caducidad.

Washington y Moscú se han acusado mutuamente en varias ocasiones de desarrollar misiles que violan este pacto considerado como piedra angular de la seguridad en Europa.

Alemania y otros países de la Unión Europea instaron a Trump a mantener a su país dentro del Tratado INF.

Bruselas advirtió del riesgo para la seguridad europea si Estados Unidos rompe el acuerdo con Rusia.

Compartir:

Camentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here

68 + = 73