El cuarto sábado consecutivo de las protestas de los llamados “chalecos amarillos” contra el Gobierno francés se saldó con 1.700 detenidos y 264 heridos.

El cuarto sábado consecutivo de las protestas de los llamados “chalecos amarillos” contra el Gobierno francés se saldó con 1.700 detenidos y 264 heridos.

Según elMinisterio del Interior galo, citado por Sky News, 1.220 personas quedarondetenidas, lo que según el derecho francés significa que pueden estar bajoarresto hasta 24 horas para impedir que cometan algún delito.

La fuente agregó que entre los heridos se encuentran 39 miembros de las fuerzas de seguridad.

Más de 125.000 franceses salieron a las calles el sábado en la capital, París, y otras ciudades del país en medio de fuertes medidas de seguridad del gobierno, que desplegó más de 89.000 agentes para evitar caos.

Las movilizaciones de los “chalecos amarillos”, que están sacudiendo Francia en las últimas cuatro semanas, se produjeron en reacción a la subida del precio de los combustibles, que a juicio de los manifestantes, ha conducido al aumento del costo de vida en el país, especialmente en las zonas rurales.

Aunque el gobierno cedió a las presiones y suspendió elaumento del precio de los carburantes, los manifestantes ampliaron sus reivindicaciones.

A las movilizaciones de los chalecos amarillos, que según la última encuesta cuenta con el apoyo de casi 70% de los ciudadanos, se han sumado también los estudiantes, que el viernes marcharon por quinto día consecutivo contra las reformas educativas.

La popularidad del presidente francés, Emmanuel Macron, habajado de manera significativa en los últimos meses. Los recientes sondeosindican que el mandatario recibe el respaldo de menos de 30% de los franceses.

Compartir: