El aumento de las emisiones de dióxido de carbono o gases de efecto invernadero podría causar una disminución en la capacidad intelectual de todo el mundo.

El aumento de las emisiones de dióxido de carbono o gases de efecto invernadero podría causar una disminución en la capacidad intelectual de los trabajadores de todo el mundo.

Se sabe que el aumento de CO2 en los lugares de trabajo que carecen de ventilación adecuada hace que los empleados sean más lentos y menos capaces de completar con éxito las tareas, informa The Times citando un nuevo estudio.

Mientras tanto, los investigadores han determinado que el cambio climático hará que el deterioro intelectual sea un problema mucho más generalizado y en las próximas décadas no se notará solo dentro de las oficinas.

En este sentido, un equipo del University College de Londres, en Reino Unido, ha revelado que “el rendimiento cognitivo humano disminuye con el aumento de los niveles de CO2”. En otras palabras, mayores cantidades de gases de efecto invernadero en la atmósfera podrían afectar nuestra memoria, concentración y capacidad para tomar decisiones.

El calentamiento global hunde a estas grandes ciudades

“Dada la probabilidad de que para fines del siglo XXI aumente la concentración de CO2 en la atmósfera, los impactos directos de las emisiones de CO2 antropogénico en el rendimiento cognitivo humano pueden ser inevitables”, dice el estudio.

Los investigadores del Instituto de Energía del University College afirman que los intentos de minimizar el impacto del aumento de las temperaturas probablemente cambien la forma en que se diseñan los sistemas de ventilación de edificios y sistemas de transporte.

Compartir: