El pasado noviembre fue registrado como el mes más sangriento para Yemen durante los últimos dos años, tal y como anunció un grupo de monitoreo de conflictos.

El pasado noviembre fue registrado como el mes más sangriento para Yemen durante los últimos dos años, tal y como anunció un grupo de monitoreo de conflictos.

El grupo llamado Proyecto de Base de Datos sobre la Localización y los Acontecimientos de los Conflictos Armados (ACLED, por sus siglas en inglés), citado por Aljazeera, documentó 3.058 muertes en noviembre.

En noviembre, la coalición liderada por Arabia Saudí intensificó sus ataques contra Yemen antes del inicio de los diálogos de paz, auspiciados por la ONU, que se están desarrollando desde el jueves en Suecia.

La fuente agregó que al menos 28,182 muertes se registraron en los primeros 11 meses de este año, lo que representa un aumento del 68 por ciento en comparación con 2017.

“La estimación de ACLED de las muertes por conflictos directos de Yemen es mucho más alta que las estimaciones oficiales, y aún se subestima”, dijo Clionadh Raleigh, director ejecutivo de ACLED.

Desde marzo de 2015, la ofensiva militar de Arabia Saudí y sus aliados que han causado la muerte de más de 16.000 yemeníes, en su mayoría civiles.

Yemen dispara el nuevo misil Badr P-1 contras posiciones saudíes

Los bombardeos saudíes, comenzados en marzo de 2015, han dado lugar también a que Yemen sufra la peor crisis humanitaria en el mundo, según las Naciones Unidas.

El país más pobre del mundo ha perdido buena parte de sus infraestructuras sanitarias, lo que ha provocado epidemias como cólera y difteria. Se han registrado más de un millón de  casos sospechosos de cólera, mientras más de 2.000 han muerto por la enfermedad.

Compartir:

Camentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here

+ 30 = 40